Archivos de autor dePatricio Fernández

Editorial: Una vieja historia nueva

Lo que a mí me extraña es que el tema mapuche se siga tratando como una suma de episodios aislados, y que nadie se atreva a abordarlo como lo que es: un conflicto político irresuelto, uno del tipo de otros muchos que irán apareciendo en el futuro, donde un Estado de otro tiempo se verá obligado a entenderse con grupos que exigen su derecho a una complicidad que no necesariamente todo el país comparte. Lejos de tratarse de un problema del pasado, el conflicto mapuche nos pone ante un tema del futuro. Urge enfrentarlo.

Editorial: Aborrecer la crueldad

Lo que aquí se encuentra en juego es un aspecto para nada menor de nuestro acuerdo social, de las convicciones que en tanto comunidad queremos hacer propias, en este caso, el valor que le demos a la compasión. Que “toda la justicia” no sea sinónimo de “hasta que se pudra en la cárcel”. No sólo es insensato castigar a un moribundo o a ese que ya ni sabe que está siendo castigado, también es cruel, y conste que es posible ser cruel hasta con los más despiadados.

Editorial: La furia y el fascismo

El mejor pasó a ser el que insultaba más, el que manifestaba con más énfasis su desprecio por el corrupto, por el millonario, por el poderoso, por el pecador. Parecía que ya no pretendieran sustituir a los jugadores que los habían desilusionado por otros mejores que llevaran a su equipo a la victoria, sino que orgullosos de su puesto en la tribuna, ahora convertida en un estrado multitudinario, lucharan unos con otros por ver cuál de todos era el juez más severo, el capaz de condenar con más fuerza.

Jon Lee Anderson, periodista: “Creo que a Fidel lo va juzgar bien la historia”

El periodista Jon Lee Anderson (The New Yorker) es el autor de la biografía más acabada que se ha escrito sobre Ernesto Che Guevara. Para realizarla se instaló a vivir en Cuba durante la primera mitad de los años 90, en pleno período especial. Desde entonces ha seguido de cerca el proceso político de “la isla” e investigado la vida de Fidel Castro, de quien ya tiene comprometida una biografía con la que espera completar su retrato de la Revolución. Lleva años investigándolo. Esta conversación la tuvimos hace un año, cuando Trump ni siquiera aparecía en el horizonte de la historia y la muerte del comandante era un hecho que debía suceder, pero que nada indicaba cuándo. Aquí, un extracto de lo que fue esa larga conversación.

Editorial: Trump es un troll

En los debates, era siempre él quien brillaba, así fuera por su vulgaridad, su falta de rigor apabullante, o ese factor sorpresa que envicia en los descarados con tribuna. Hillary estaba ahí para decir lo que los bien pensantes y responsables querían escuchar, mientras que Trump, como los trolls, para dar en el gusto a los amargados de derecha, a quienes creen que merecen más que los otros, a ignorantes que, como todo ignorante, se jura poseedor de la verdad.

Editorial: Valparaíso, puerto principal

La única noticia refrescante se dio en Valparaíso. No es, como algunos quisieran creer, un triunfo de la izquierda obtusa frente a la madurez de las propuestas dialogantes, sino todo lo contrario: fue la comunidad organizada la que doblegó a las estrategias cupulares. Yo conozco la historia de ese triunfo. El ganador no fue Sharp ni el Movimiento Autonomista que lidera Boric, sino la iniciativa de un grupo de ciudadanos admirables autodenominados La Matriz que, enamorados del puerto en que viven, se aburrieron de verlo tratado como un botín de poderes que apenas tenían que ver con ellos.

Editorial: La izquierda escondida

La foto con Guillier vale más que la con Lagos, ahora resulta que ninguno es gobiernista y Bachelet, hasta hace poco “monedita de oro”, es considerada casi tan indeseable como el logo de un partido. Nada de esto acontece al nivel de las ideas, todo al nivel de las imágenes, de los pequeños intereses, de cómo va cada uno en la parada.

Colombia: Episodios de una paz que no cuaja

El domingo 2, el NO a los acuerdos de paz conseguidos entre el gobierno de Manuel Santos y las FARC le ganó por 50.000 votos al SI. Este es un diario escrito entre la firma de la paz en Cartagena de Indias y Bogotá el día de la votación. El relato, en tiempo real, de una pequeña gran historia, en la que se juegan parte de los sueños y las pesadillas de la guerra más larga de América Latina. Puro realismo mágico, cuando la magia bordea la maldición.

Editorial: ¡Urgente! Chile necesita más extranjeros

El profesor de Economía del Desarrollo de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann, acaba de publicar una columna en la que sostiene que si Chile quiere salir de su estancamiento económico, necesita inmigrantes. Ellos son los únicos que nos pueden ayudar a participar de las energías del mundo. Las razones que él da son mucho menos esotéricas: demuestra con cifras y estudios cómo los que llegan aumentan el trabajo y las remuneraciones de los locales, y “el nuevo país se vuelve bueno en producir lo que el viejo fabrica con éxito”. En Chile hemos comenzado a verlo en la comida con los peruanos, en la atención y las fiestas con los colombianos, pero también en la sensación de no estar tan aislados que produce encontrarse con un haitiano en la verdulería.

Gael García Bernal: “Hace rato que todos le tenemos miedo a Estados Unidos”

Neruda, la última película de Pablo Larraín, transcurre a fines de los años 40, cuando durante el gobierno de Gabriel González Videla es proscrito el Partido Comunista. El senador Neruda (Luis Gnecco) pasa a la clandestinidad y huye fuera de Chile, mientras el inspector Oscar Peluchonneau (Gael García Bernal) lo persigue para detenerlo por orden expresa del presidente. Peluchonneau tiene algo de policía de novela negra, de esos atentos a su sombrero y a su sombra. El Neruda de Gnecco, en cambio, es gordo, bebedor, putero, egocéntrico, romántico y político. Gael acababa de llegar a Nueva York para filmar la tercera temporada de Mozart en la Jungla cuando hablamos por teléfono. “Yo también vengo llegando de la jungla”, le dije, en referencia a los campamentos de las Farc. Y entonces comenzamos a hablar sobre las izquierdas latinoamericanas, que ya no son las mismas de los tiempos de esta película, cuando el comunismo era una fiesta y un peligro. Para el actor mexicano el verdadero peligro hoy se llama Donald Trump.

Editorial: La marcha y los cabildos

Cuando únicamente las mueve una reivindicación particular y fría, reina la furia, pero no el swing. Y aquí había familias enteras reclamando en contra del sistema de AFP, que pretende convencernos de todo lo contrario. Las AFP llegaron para reemplazar un sistema de reparto por uno de capitalización individual, uno en que la comunidad se hace cargo de sus viejos por otro donde cada uno se las arregla con las propias uñas hasta el día mismo de su muerte.

Editorial: Observaciones constitucionales, los ELA

La prensa conservadora, en especial El Mercurio, ha hecho todo lo posible por desvirtuar este proceso participativo. Ha incluso mentido descaradamente con tal de darse la razón a la hora de constatar trampas o manipulaciones. El Consejo de Observadores puede dar fe, sin embargo, de que más allá de las falencias e improvisaciones que fueron apareciendo durante su desarrollo, aquí no ha habido fraudes de ninguna especie. Tarea nuestra será seguir velando porque no los haya en lo que resta.

Editorial: Brexit

Es el mayor logro político y cultural de los nacionalistas de la extrema derecha europea en 70 años. Más de un egocéntrico lo aplaude desde la heroica vereda de la revolución (mientras las FARC entregan las armas), porque para ellos lo bueno es enemigo de lo perfecto. Entonces argumentan que todo es culpa del abuso y la traición. Muerto el socialismo, la izquierda de hoy prefiere las quejas a las soluciones alcanzables o alcanzadas. La responsabilidad principal, sin embargo, la tiene la ignorancia. No todos los ingleses son Shakespeare.

Editorial: La renuncia de Burgos

La tarea se le fue en collera a Burgos. Entiendo perfectamente que terminara agotado. No consiguió poner en regla a la familia del palacio, donde algunos cada tanto desaparecían al fondo de sus gabinetes, como quien se pierde en un hoyo negro. No creo suficiente la excusa de las diferencias ideológicas. La descomposición política del momento va más allá de eso. Es fácil hoy (y siempre) denunciar la ausencia de liderazgo, pero difícil ejercerlo. Como nunca en los últimos 30 años, cada uno corre para su lado. Ni siquiera Lagos o Piñera se atreven a lanzar sus candidaturas, porque ven el agua llena de lagartos, y se asustan.