El presidenciable de la derecha Sebastián Piñera, votó entre insultos y la molestia del electorado santiaguino. Cerca de las 11 de esta mañana se encontró con una multitud que le hizo el peso a sus adherentes. Se le llamó “especulador” y “ladrón”, mientras sonreía a los periodistas. De hecho antes de desaparecer en su vehículo, y de no mediar carabineros, un votante furioso casi lo agrede.


Por Francisco Valenzuela