Lo primero que se veía ayer -tipo ocho de la mañana- en el Ministerio de Educación, era una antenita de TVN. Después llegó Canal 13. Y no llegó ni un otro canal.

Como si se tratara de grabar un concierto, los dos canales se pusieron en la terraza del Mineduc -décimo piso- a grabar la marcha de los estudiantes.

-Es una cuestión absolutamente insólita. Primera vez que, en la historia de este ministerio, se autoriza a que se haga en la terraza una cosa así. Es obvio que contaron con la autorización de Lavín. De otra forma no puede ser-, denuncia Egidio Barrera, presidente de Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio de Educación (Andime).

Y cuenta:

-Cuando hace unas semanas se movilizó la UTEM carabineros y funcionarios del ministerio no encontraron nada más inteligente que colocar una cámara espía que grababa en 360 grados, con audio. Las sacaron. en cuanto terminó la marcha.

-¿Hay un acuerdo explícito con los canales y el Ministerio de no grabar cosas que no favorezcan al gobierno?

-Explícito. Absolutamente. Si tú después ves los reportajes no se ve nada de las cosas provocadoras de violencia que hacen los carabineros. Y esas facilidades no se las dai a cualquiera.

Gastón Guzmán, presidente de Andime Central, dice:

-Se dedicaron a monitorear la situación de conflicto más grave que hubo de parte de provocadores que estuvieron en la marcha.

-¿Provocadores?

-Un grupo que estaba antes de la marcha en la vereda norte del Ministerio de Educación, encapuchado, y otro al lado de las oficinas de Claro. Nos extraña mucho porque el ministerio está completamente enrejado. Difícil que hubieran entrado solos. Yo siento que aquí hay una provocación y que la única forma de anular la inmensa potencia de esta manifestación es terminarla de esa forma: resaltando la violencia.

-Pero entonces es una suerte de montaje.

-Es un montaje evidentemente. Lo que el gobierno necesita es que esta movilización asuste a la opinión pública.