Especialistas advirtieron que el actual ciclo de tormentas solares alcanzaría su máximo nivel el año 2013, por lo que el planeta debe prepararse para un fenómeno espacial como no se ve desde hace mil años.

El pasado 16 de abril, el sol emitió una “burbuja” del tamaño de Júpiter, otro signo violento del incremento de su actividad, cuyo peak está previsto para el próximo año. De ahí los pronósticos de tsunami solar.

El fenómeno, llamado eyección de masa coronal, puede ser inofensivo y hasta pasar inadvertido, pero muy peligroso si la onda emitida logra penetrar el campo magnético de la Tierra. En ese caso, se dañan los circuitos eléctricos y la comunicación.

Según pública InfoBae.com, “el terremoto y el tsunami japonés del año pasado muestran los daños para los que debemos prepararnos sólo para enfrentar acontecimientos similares a los de los últimos años. En vez de eso, deberíamos prepararnos para una tormenta espacial de una dimensión que sólo se produce una vez cada mil años”, advirtió Mike Hapgood,experto del laboratorio británico Rutherford Appleton.

Asimismo, agregó que nuestra dependencia de las redes eléctricas nos hace más vulnerables que nunca.