Fuente ABC

Un escándalo sexual que afecta a varios funcionarios del gobierno chino está dando la vuelta al mundo. En Weibo, el Twitter chino, están circulando más de 100 fotos en las que Wan Minsheng, secretario del Partido Comunista del distrito de Luijang (Anhui), su suplente, Jiang Dabin, y el líder del partido los jóvenes de la Universidad de Hefei, Wang Yu, posarían desnudos junto a dos chicas en la habitación de un hotel.

Sin embargo, el Partido Comunista ha publicado un comunicado en el que tachan de «malvadas calumnias» esta acción e incluso han anunciado que denunciarán a los responsables de esta «campaña denigrante».

Los protagonistas de las fotos-que se publicaron el pasado 8 de agosto- han explicado que formarían parte de un «fake», fruto de un montaje virtual intencionado con Photoshop. No obstante, el periódico «Diario del Pueblo» y varios sitios de información sobre China, informan de que los políticos han sido destituidos para ser investigados por estas fotos.

Wang Minsheng ha sido acusado de liderar esta «Fiesta del sexo» aunque él se defiende asegurando que estas fotos son falsas y ha explicado formar parte de una conspiración por parte de personas que participan en tramas de corrupción.

Hay fuentes incluso que hipotizan sobre el hecho de que se trate de una manera de desviar la atención de la opinión pública del proceso a Gu Kailai -la mujer del exdirigente Bo Xilai, quien está acusada del homicidio de Neil Heywood- después de que las fotos fueran publicadas el día de la audiencia del caso.

En China una orgía sexual puede ser penada con hasta cinco años de prisión.