Nota de www.DiarioVeloz.com

En Argentina se reportaron cientos de casos en los cuales mujeres son asaltadas por un grupo de personas que le cortan el cabello. El mercado negro del pelo factura miles de pesos.

En las últimas horas atraparon a una banda, compuesta por dos mujeres y un hombre, que traficaba cabellos en Mendoza. Este hecho destapó la cacerola de uno de los delitos que está en alza en Argentina.

Un informe del noticiero del canal América remarcó que se denunciaron casos de mujeres que estaban caminando por la calle y que eran asaltadas por hombres que directamente les cortaron el pelo.

Un peluquero aportó los datos de este negocio que transita el camino del mercado negro: “Los delincuentes pueden ganar un 300 pesos por cada corte (32 luquitas) , los mismos que después a nosotros nos cuestan hasta 3000 pesos (320 lucas) y que luego alcanzan un precio de venta de hasta $6000 (640 lucas)”.

“Sabíamos que pasaba mucho en Brasil o en otras partes de Sudamérica, pero está pasando en acá en Palermo”, agregó el estilista.