Vís Cronica.com.ar

Un comedor estilo “tenedor libre” situado en Brighton, Inglaterra, prohibió la entrada a dos de sus clientes aunque las versiones de ambas partes difieren, porque mientras que los responsables del restaurante aseguran que esta decisión se ha debido a la falta de modales de los dos consumidores, ellos aseguran que es por comer demasiado.

George Dalmon, ex jugador de rugby, y Andy Miles, ambos de 26 años de edad, solían acudir dos veces al mes al restaurante Gobi para, por 15 euros (casi 10 mil pesos), poder disfrutar a su antojo de cuanta comida quisieran. Sin embargo, su última visita no fue tan agradable después de que el dueño del local les llamara “cerdos” cuando llenaron por quinta vez sus platos, según ha publicado BBC News.

Al parecer, según la versión del propietario, Dalmon y Miles empujaban al resto de los clientes y no permitían que accedieran a la comida. No opina lo mismo George Dalmon que contó que mientras estaban comiendo tranquilamente, el dueño acudió a su mesa y les dijo que no volvieran nunca más. En un primer momento pensaron que se trataba de una broma, hasta que el manager les dijo que ya estaba harto de ellos y de que molestaran al resto de clientes.

Dalmon ironiza sobre el slogan del local para cuyos dueños parece que ‘comer todo lo que quieras’ se traduce en menos de cinco platos por persona tal y como ha declarado. No obstante según uno de los socios del bufé, Peter Westgate, estos clientes se comportaban como “tiburones” ya que cogían de todo lo que había, molestando a las demás personas y sin ninguna necesidad porque podían permanecer en el local por un espacio máximo de cinco horas y media.