Vía Diario Uno de Mendoza

Kenneth Guillespie, un habitante de la ciudad inglesa de Blackburn, intentó “hacerle el amor” a un muñeco de nieve, y por poco pierde el miembro.

Los vecinos empezaron a oír los gemidos de Kenneth, los cuales no eran de placer, pues se había pegado “cual lengua en paleta de hielo congelada” con el muñeco, informaron los medios ingleses.

El hombre estaba con los pantalones abajo y con la piel de su pene unida al cuerpo helado del muñeco de nieve. Tras liberarlo, el hombre fue llevado al hospital, en donde un médico diagnosticó: “Puede resultar gracioso, pero es algo realmente grave. Puede causar una infección, gangrena y, en consecuencia, tener que amputar el miembro. Afortunadamente, por lo que oí, Ken está de una pieza”.