Así fue la cosa: Fernando de la Fuente, volante del cacique, fue a buscar a Mauro Olivi a su casa para ir a entrenar al Estadio Monumental. Pero cuando iban en la intersección de Eliodoro Yáñez con El Bosque, un taxista, hincha colocolino, los insultó por los malos resultados del club en el presente campeonato. 

El polvorita Olivi respondió a los insultos y terminaron agarrándose a cachos en plena calle mientras De la Fuente intentaba separarlos.

“Me pasó a buscar Fernando (de la Fuente) y cuando me subo al vehículo escuchó que me empiezan a insultar. Todo empezó porque el taxista me encaró por el mal momento del equipo. El hombre lo hacía a cuatro metros mío, echó marcha atrás y ahí nos cruzamos (a golpes). Se bajó Fernando, intentó separar, pero el hombre buscaba e intentaba algo más”, comentó el ex Audax Italiano.

“El taxista nos siguió 15 cuadras, nos escupió la camioneta, me hacía señas de que me iba a pegar, nos siguió hasta Los Leones con Diego de Almagro. Nos ofreció combos, nos tiró el auto encima”, dijo Olivi.

Según lo que informó Cooperativa, los jugadores dieron cuenta de lo ocurrido a las autoridades del club y fueron a constatar lesiones y declarar ante Carabineros.

Esto ocurre un día antes del encuentro que sostendrá Colo Colo contra Everton este domingo a las 18 horas en el Estadio Monumental.