En una entrevista en el programa de Bío Bío Podría ser Peor, el psicólogo forense de la Policía de Investigaciones, Gonzalo Torrealba, habló sobre el caso de la secta de Colliguay que involucró el asesinato de un bebé recién nacido como sacrificio. 

Torrealba, en la entrevista, asegura que tanto Ramón Castillo, alias Antares de la Luz, como ninguno de los miembros del grupo que participaron en el asesinato del lactante estaban bajo los efectos de la ayahuasca en ese instante, a pesar que el consumo de esta planta era una práctica habitual dentro del grupo.

“Los hechos acontecidos aquel día 23 de noviembre en horas de la noche, no fueron suscitados apropósito del consumo de la ayahuasca” dijo Torrealba en el programa de radio.

Cabe recordar que Ramón Castillo fue hallado muerto en una casa en Perú hace unas semanas y que los otros implicados, David Pastén, Pablo Undurraga, Carolina Vargas y Natalia Guerra están en prisión preventiva mientras dura la investigación que en principio los culpa de homicidio calificado.

En otra de las indagaciones, ayer lunes se interrogó a Francisca Ceroni, sindicada por la policía peruana como acompañante de Ramón Castillo en Cuzco. Sin embargo, la joven chilena negó su nexo con el líder de la secta de Colliguay.