Desde todos los sectores del fútbol han sido repudiadas las burlas de la barra de Curicó Unido a O’Higgins de Rancagua, por la muerte de 16 de sus hinchas, en un accidente ocurrido en febrero.

En un partido jugado este fin de semana por la Copa Chile, la barra curicana desplegó un lienzo con la frase “trajeron las carrozas”.

Según consigna el sitio Ferplei, el presidente del Tribunal de Disciplina, Ángel Botto, señaló que “aunque el árbitro no denuncia el hecho, Curicó será citado por nosotros pues en el código está el tema de exhibición de carteles ofensivos”.

El castigo puede ir desde la pérdida puntos, hasta sanciones para el estadio pese a que el conjunto de la Región del Maule estaba haciendo de visita, su reducto podría ser objeto de sanción cuando jueguen de local.

Por su parte, el vicepresidente de Curicó Unido, Pablo Milad, pidió disculpas por el lamentable episodio: “Lamentablemente es un hecho aislado y no el sentimiento de nuestra institución e hinchada en general. Queremos pedir disculpas a todas esas personas que se sintieron afectadas por las pancartas”, indicó.