Las similitudes entre el narcotraficante colombiano Pablo Escobar y el recién capturado narco mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán no son pocas.

Ambos líderes de gigantes carteles de narcotráfico, uno en las últimas décadas del siglo XX y otro en las primeras del siglo XXI, Escobar y Guzmán tienen de una cadena, tal como lo relata la BBC.

Escobar aprendió todo sobre el negocio como guardaespaldas de Alfredo González, un contrabandista antioqueño conocido como “El Padrino”, según el libro “La parábola de Pablo”. Guzmán también lo hizo , pero al alero del líder del cartel de Guadalajara, Miguel Ángel Félix Gallardo, detenido en 1989 por el asesinato del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena.

Según consta en el libro del mexicano Ricardo Ravelo, tras su detención, Félix Gallardo -“Jefe de Jefes”- dividió su imperio, dejando a “el Chapo” el territorio de Mexicali -Baja California- y San Luis Río Colorado.

Otra similitud entre ambos capos del narcotráfico fueron las sangrientas guerras contra carteles rivales, que en algún momento fueron aliados y estando en prisión -Escobar en La Catedral en 1992 y “Chapo” Guzmán en Puente Grande- lo hicieron lleno de lujos y sin despegarse del control de sus organizaciones.

Además, ambos megatraficantes escaparon cuando lo necesitaron, sin problemas. El colombiano el 21 de julio de 1992 cuando iba a ser trasladado a otra prisión y el “Chapo” el 19 de enero de 2001 porque temía ser extraditado a Estados Unidos, según el libro de Anabel Hernández, “Los señores del narco”.

Junto a eso, ambos tenían un fuerte arraigo a sus ciudades originarias, lo que al final les jugó en contra, ya que fue ahí mismo -en Antioquia y Sinaloa- donde fueron capturados.

Por último, Pablo Escobar -con la policía colombiana le pisaba los taloenes- fue pillado el 1 de diciembre de 1993, en un barrio de Medellín después de una llamada telefónica que le hizo a su hijo. Guzmán fue detectado de la misma forma, pero por una llamada de un teléfono satelital. Sin embargo, no todo son coincidencias.

Sigue leyendo acá