Heraldo Muñoz A1

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, comenzó hoy en la ciudad argentina de Mendoza un ciclo de reuniones con comunidades de chilenos que residen en el extranjero y que podrán votar en las próximas elecciones presidenciales, tras la aprobación de la ley que regula el voto en el exterior.

Según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado, el canciller se reunió con más de cien ciudadanos chilenos que viven en Mendoza, San Luis y San Juan para recoger sus opiniones y propuestas sobre la aplicación de la nueva legislación.

“Al garantizar que nuestros compatriotas que viven fuera de Chile puedan votar en las próximas elecciones, se amplía y fortalece nuestra democracia”, señaló Muñoz.

La presidenta Michelle Bachelet promulgó en abril pasado la reforma constitucional que regula y permite el voto de los chilenos que residen en el extranjero, una iniciativa que la derecha había bloqueado durante 24 años.

El subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, encabezará en agosto un segundo encuentro de este tipo que se celebrará en Buenos Aires.

Fuentes de la Cancillería señalaron a Efe que el ciclo incluye un total de nueve reuniones. Éstas se desarrollarán en las ciudades donde residen más ciudadanos chilenos, aunque aún no se ha definido el itinerario.

Heraldo Muñoz anunció hoy en Mendoza que durante el segundo semestre de 2015 el Ministerio de Relaciones Exteriores realizará un nuevo registro de chilenos que viven en el extranjero para actualizar las cifras actuales.

El último registro, realizado en 2004, arrojó que cerca de un millón de ciudadanos chilenos residen fuera del país repartidos por unos 75 países, según la Cancillería.

Argentina concentra la mayor comunidad chilena en el exterior con unas 400.000 personas, cerca del 40 % del total.

De forma paralela a estos diálogos participativos, el Gobierno chileno lanzará este jueves una consulta ciudadana a través de internet para que los chilenos que viven en el extranjero expresen sus opiniones y sugerencias sobre la posibilidad de votar en las próximas elecciones presidenciales, que se celebrarán el 2017