derechas

Tras la contundente derrota por el fin al binominal, quizás tan dura como la de la pasada campaña presidencial y parlamentaria, la derecha advirtió que aún le queda una última carta: el Tribunal Constitucional.

El anuncio lo había hecho el senador de la UDI, Hernán Larraín,la semana pasada y este martes fue confirmado desde la Alianza luego de que la Cámara despachara el proyecto para su promulgación.

“Todos hubiésemos querido estar contentos hoy porque les queríamos cambiar el sistema electoral, pero la gente no es tonta, hoy el resultado que con el nuevo sistema electoral, que la Concentración y la Nueva Mayoría negociaron a cuatro paredes con grupos aislados, entre otros grupos independientes”, acusó el diputado RN, Nicolás Monckeberg.

El parlamentario explicó sus dichos y dijo que “la ecuación es muy simple, a partir de ahora se van a elegir más diputados por muchos menos votos y le va a costar al país mucha más plata. Eso no es tener un mejor sistema, perfectamente pudimos haber tenido un sistema más representativo, de más competencia, pero hoy en resumen lo que se aprobó es que se van a elegir más diputados, más senadores, con muchos menos votos y le va a costar al país muchos más recursos. Eso es un retroceso del cual nunca quisimos nosotros haber llegado”.

Por otro lado, el parlamentario lamentó que no se haya conseguido un acuerdo con el gobierno frente al proyecto.

“Nosotros siempre quisimos cambiar el sistema binominal, siempre hemos querido, hicimos todos los esfuerzos incluso hasta hoy en la mañana pero lamentablemente era más fácil para el gobierno convencer los votos de los que estaban dudosos entregándoles un regalito, un cupo adicional, que hacer un proyecto en base a principios. Era mucho más difícil llegar a un acuerdo con RN que exigíamos un sistema más representativo, que darle un voto o un cupo a algunas regiones que estaban pidiendo desesperadamente. Aquí hay senadores que habían anunciado el voto en contra, les dieron un cupo y votaron a favor felices. y eso demuestra lo poco sería que fue esta tramitación”, dijo.

Su socio de conglomerado, el diputado UDI Juan Antonio Coloma dijo que “el día de hoy es la conclusión de un traje a medida de la izquierda. Lo hemos venido repitiendo incansablemente durante meses pero hoy se concreta. Chile no necesita ni un solo parlamentario más y el día de hoy la izquierda está estableciendo por ley 47, 35 diputados y 12 senadores”.

“Creer que los problemas de la política se solucionan con más parlamentarios es simplemente tener un error gigantesco de diagnóstico. Los problemas de la política se solucionan con más trabajo en terreno. Si uno cree que por adecuarle al Partido Comunista, darle uno, dos, tres cargos más se van a solucionar los problemas de representatividad estamos muy equivocados en el diagnóstico”, agregó.

El fin del binominal más que marcar las obvias diferencias entre el oficialismo y la Alianza, habían dejado al descubierto la distancia que hoy existe entre la derecha y los descolgados de RN que formaron Amplitud.

La senadora Lily Pérez dio su voto la semana pasada para que el asunto se zanjara en el Senado, y este martes el diputado Pedro Browne, y no alguien de militancia en la Nueva Mayoría, fue el quien recogió el guante por el traje a la medida.

“Hoy hemos aprobado un traje a la medida, pero un traje a la medida para la democracia. Estamos muy contentos por este paso histórico”.