wagner3

El ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, podría enfrentar un nuevo cargo en la audiencia de formalización fijada para el próximo 4 de marzo, donde la Fiscalía de Alta Complejidad le imputará los delitos de Cohecho y Lavado de Activos. De acuerdo a la información que maneja The Clinic Online, el fiscal Pablo Norambuena pidió al Octavo Tribunal de Garantía complementar dicha audiencia de formalización con el cargo de Delito Tributario.

La decisión de la fiscalía se tomó tras la querrella presentada por el SII en contra de Wagner por la facilitación y uso de boletas de honorarios falsas, la omisión de ingresos en las declaraciones de Impuestos a la Renta y la obtención de devoluciones de impuestos indebidas.

De ser aceptada la solicitud de la fiscalía por el tribunal, Wagner enfrentaría un complejo escenario por el número de delitos y penas que se configurarían.

El historial

Los delitos tienen relación con al menos 59 boletas de honorarios ideológicamente falsas emitidas entre los años 2009 al 2014, por un monto total de $120 millones, las que -según los antecedentes, tuvieron como destinatarios a las empresas Inversiones Banpenta Ltda.; Inversiones Penta III Ltda; Empresas Penta S.A.; Administradora Génesis Capital S.A.; Génesis Consulting & Capital S.A.; Sociedad Química y Minera de Chile S.A. y a la sociedad Díaz Moulian Silva y Wagner Gestores Ltda.

Las boletas mediante las cuales se habría cometido el fraude fueron facilitadas a Wagner por su cuñada, María Carolina de la Cerda, las que fueron entregadas a las empresas ya mencionadas por servicios que jamás se prestaron.

Esta situación habría permitido la omisión de estos ingresos en las declaraciones de impuestos por parte de Pablo Wagner, y la obtención de devoluciones indebidas por parte de ambos querellados.

De acuerdo a los antecedentes del caso, el perjuicio fiscal por estas conductas ilícitas aún no ha sido determinado, pero sí se puede indicar que -según la normativa vigente-, los responsables de este tipo de delitos arriesgan penas de hasta 15 años de cárcel y multas que pueden llegar al 400% del monto defraudado.

Wagner también enfrenta una querella y una investigación por parte de la Fiscalía Centro Norte, por falsificación de instrumento público, por la fallida licitación del litio. El concurso, en 2012, se lo ganó Soquimich, pero se descubrió que no cumplía los requisitos. Cabe consignar que SQM le pagó honorarios a Wagner por $7,5 millones a través de su cuñada María Carolina de la Cerda.

Respecto a la arista de Penta, Wagner recibió $42 millones de pesos, divididos en pagos de 3 millones bimensuales, mientras era el subsecretario del ramo entre 2010 y 2012. Dichas dineros -según la Fiscalía- provenían de uno de los dueños de la minera Doña Dominga -y de Penta- Carlos Alberto “choclo” Délano. La tesis del ministerio público es que se buscaba influenciar a Wagner.