alberto nisman efe

Un senador kirchnerista afirmó que la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman se debió a un “crimen pasional” que habría cometido su colaborador Diego Lagomarsino, al descubrirlo con un amante, según publicaron hoy medios locales.

Para Salvador Cabral, senador oficialista por la provincia argentina de Misiones, el fallecimiento del fiscal que investigaba la causa AMIA fue “producto de un amor homosexual” que mantenía con Lagomarsino.

Hasta ahora el único imputado en el caso es Lagomarsino, el informático que trabajaba con Nisman y que le entregó el arma que acabó con su vida y fue hallada junto a su cadáver, el pasado 18 de enero, en el apartamento del fiscal.

“El marido, que es el flaquito -Lagomarsino- que le llevó la pistola, lo encontró en situaciones amorosas al muerto y le pegó un tiro en la cabeza amorosamente”, dijo el senador oficialista en entrevista con la misionera radio República.

Cabral justificó que su hipótesis “se desprende” de las declaraciones de la testigo Natalia Fernández, quien aseguró haber estado presente en el departamento de Nisman a la hora del allanamiento de las autoridades judiciales la madrugada del crimen.

“Declaró una testigo que dijo que se encontró con un ambiente de ‘festichola’, que el ambiente que ella vio estaban los de servicio para transformarlo en un crimen”, afirmó Cabral.

Por último, el senador kirchnerista agregó que el caso Nisman es un “cadáver que la mafia, los servicios (secretos, le tiraron al Gobierno”.