eliseo

El choque de Vidal ha generado diversas aristas o ramas que debatir. Una de ellas ha sido el Ferrari avaluado en cerca de 180 millones de pesos y las condiciones para su manejo en las calles de Chile.

Los expertos obviamente han hablado de los elementos que componen el automóvil y lo peligroso que resulta conducirlo en estado de ebriedad, una condición en la que manejaba el Rey Arturo mientras se dirigía a la concentración de la Roja en Juan Pinto Durán.

Pues bien, según consigna Glamorama, el Buenos Días A Todos, conducido por Karen Doggenweiler y Julián Elfenbein realizó un contacto telefónico con el ex piloto chileno de Fórmula Uno, Eliseo Salazar, y quien ha protagonizado varios accidentes automovilísticos durante su carrera, además de otros chascarros en la pista. La idea era que el ex de Raquel Argandoña analizara el Ferrari con el que chocó Vidal la noche del martes.

En palabras de Eliseo, “el auto está hecho para que lo pueda manejar cualquier persona. Es más sofisticado, tiene más potencia y cumple con todas las normas para andar en la calle. De hecho, es más fácil manejarlo a 170 km/h”.

Sin embargo la conversación con el ex piloto partió pésimo y casi termina en un choque verbal de aquellos.

Esto porque al inicio del contacto Julián Elfenbein lo recibió de esta manera: “Eliseo está con nosotros… Eliseo, no te llamamos por los choques… buenos días”.

Algo que Salazar contestó de una molesto: “Si querís te corto altiro”. Sin embargo decidió no hacerlo y comenzó a analizar las condiciones del auto del jugador de la Juve. El enojo por la tallita de Julián se la guardó para el final del contacto.

Al término de la conversa, Julián se despidió: “Eliseo querido, gracias por completarnos la información respecto a este automóvil. Te mandamos un abrazo gigante ¡Venga a vernos cuando quiera! Usted sabe. Es su casa nomás”.

Aquí Salazar lanzó la que se tenía guardada de hace rato: “Ya poh, Julián. Un dato: En 42 años que llevo manejando en la calle, desde Arica a Punta Arenas, no he chocado nunca, en ningún país del mundo… no, no, no… escúchame”.

Aquí entró la Karen Doggenweiler para calmar el momento con un comentario en broma: “Si poh… ¡Córtala poh, Julian!”.

Julián le quiso aclarar a Eliseo que “yo te lo decía por una broma, por el choque, en la Fórmula Uno… Estai enoja? ¿Eliseo? ¿Aló?”.

“Sí, te escucho”, respondió en seco.

“Pensé que estabai enojado, ¿o no? Un abrazo grande”, terminó de decir Elfenbein, a lo que Eliseo contestó un palito: “Con la Karen no me puedo enojar nunca”.