carroza

El rompecabezas que el juez Mario Carroza intenta armar para llegar al fondo de la verdad tras el Caso Quemados para comenzar a cuajar poco a poco.

Ayer, otro ex conscripto rompió el citado pacto de silencio y dio luces de que la versión del hombre que permitió reabrir la causa es verosímil.

Resulta que de los cuatros ex conscriptos que fueron interrogados; a saber, Walter Lara Gutiérrez, Juan González Carrasco, Leonardo Riquelme Alarcón y Pedro Franco Rivas, este último, al igual que Fernando Guzmán, también apuntó contra el entonces teniente, hoy coronel (r) Julio Castañer, como el responsable de haber prendido fuego a Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana.

De acuerdo a lo que recoge el diario La Tercera, Rivas optó por el camino de soltar toda la verdad, relatando que después del cruento episodio de julio de 1986 fue llevado a Peldehue, donde lo habrían presionado para que se cuadrara con la versión de que todo había sido un accidente.

“Se quemaron vivos, el joven murió por eso (…) porque él gozaba viendo eso (Castañer), haciendo sufrir al prójimo, a un niño que fue a protestar porque no estaba de acuerdo con el Gobierno, matarlo loco…no. El verdadero culpable tiene nombre y apellido: Julio Castañer, ese es el nombre del asesino”, fue lo que dijo Guzmán respecto de la causa, según lo que se vio la semana pasada en el programa de Chilevisión “En la mira”.

Además de los cuatro ex conscriptos, ayer también declaro Pedro Fernández Dittu, quien en 1993 fue el único condenado por el caso, recibiendo una sentencia de 600 días de pena remitida

 “Algunos han ratificado, otros han rectificado sus declaraciones anteriores. Todos quedan detenidos”, comentó la tarde del lunes el juez Carroza.

 

Para hoy se esperan los careos entre todos los involcurados, en los que se contrastarán las versiones de los dos ex conscriptos que rompieron el pacto de silencio con los otros ex uniformados que mantuvieron sus versiones.