mario carroza a1

El juez Mario Carroza decidió procesar por homicidio calificado y homicidio frustrado a 6 de los 7 ex uniformados involucrados en el caso Quemados, hecho que se remonta al 2 de julio de 1986 cuando el fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri y la estudiante Carmen Gloria Quintana fueron quemados vivos por miembros del Ejército durante una protesta en Estación Central. Como es sabido, el hombre lamentablemente falleció a los cuatro días, mientras que la joven resultó con el 65% de su cuerpo quemado.

Cabe precisar que los ex militares que son procesados por homicidio calificado en el caso de Rodrigo Rojas de Negri y por homicidio frustrado por la situación de Carmen Gloria Quintana son Julio Castañer, Nelson Medina Gálvez, Luis Zúñiga González, Jorge Astengo Espinoza, Francisco Vásquez Vergara, e Iván Figueroa Canobra. Mientras que Sergio Hernández enfrentará a la justicia en calidad de cómplice de estos hechos.

El vuelco se dio tras el testimonio que entregó el exconscripto Fernando Guzmán, quien aseguró que la verdad de los hechos no era la que había determinado la justicia cuando se condenó en los 90′ al teniente Pedro Fernández Dittus.

El relato de Guzmán permitió que el juez Mario Carroza realizara distintas diligencias, como los interrogatorios y careos entre el ex conscripto y los 7 ex militares. Según la versión de Guzmán, recogida por el programa “En la mira” de Chilevisión, el principal responsable del horroroso hecho es el coronel en retiro Julio Castañer, quien ayer además recibió una funa de aquellas en Punta Arenas por parte de los ciudadanos, mientras se aprestaba a tomar un avión para venir a declarar a Santiago.

El desmentido de Correa a Carmen Gloria Quintana

Ayer la mujer que resultó quemada ese fatal 2 de julio de 1986, Carmen Gloria Quintana recordó que posterior al hecho se dirigió a La Moneda para pedir ayuda en la investigación para que se aclararan los hechos y fue recibida por el ex ministro de la Segegob del gobierno de Aylwin, Enrique Correra.

En esa línea manifestó que “la primera gran decepción la tuve un día que fui a La Moneda, me acompañó el (abogado) Héctor Salazar y mi marido y hablamos con Enrique Correa y él nos dijo ‘miren, aquí hay cosas bien claras, se va a hacer justicia con tres casos emblemáticos y nada más’. El caso Prats, el caso Degollados y no recuerdo cuál era el tercero”.

La respuesta de Correa no tardó en llegar y a través de un comunicado informó que: “Debo con dolor señalar que esa reunión nunca existió, por lo que nunca señalé lo que ella declara. No estuvo nunca, además, dentro de las políticas o directrices del Gobierno del Presidente Patricio Aylwin poner limitaciones a las investigaciones judiciales sobre casos de violaciones de derechos humanos como el que afectó a Carmen Gloria Quintana y a Rodrigo Rojas De Negri”.