quintana

La sobreviviente del caso Quemados, Carmen Gloria Quintana, volvió a emplazar al comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, a poner su cargo a disposición si es que no se pronuncia respecto de las violaciones a los Derechos Humanos, todo esto después de que se pusieran en el tapete los pactos de silencio urdidos en Dictadura.

“Como víctima es muy esperanzador haber escuchado respuestas a mis demandas, desde distintos sectores. Yo espero que esto no sea 24 horas de amor y compasión, sino que todas las víctimas, de las cuales yo soy un botón de muestra, tengamos respuestas claras. Estamos cansados de justicia en la medida de lo posible. Nos sentimos humillados con la reparación que nos da el Estado. Espero que antes de que yo vuelva a Canadá -en tres semanas-, ya tengamos respuestas concretas”, afirmó Quintana tras reunirse con un grupo de senadores.

De acuerdo a lo que recoge el portal soychile.cl., entre las demandas que planteó está que el Congreso exija a las Fuerzas Armadas (FF.AA) y la PDI entregar todos los antecedentes de los casos de asesinatos, y que se pida que se saque de sus filas a uniformados vinculados a casos de derechos humanos.

Asimismo, insistió en que se levante el secreto del informe Valech.

El viernes de la semana pasada, Quintana, tras conocerse de los antecedentes que vinculaban a Pinochet como encubridor del caso en que ella fue víctima, había instado al general Oviedo a que “si no es capaz de asumir esta responsabilidad histórica debe renunciar hasta que aparezca un soldado valiente que asuma esta responsabilidad. Si no hace nada, estamos pensando que está encubriendo estos crímenes”.