Logo UDI A1

Durante altas horas de esta madrugada se dio a conocer que la lista izquierdista Crecer -encabezada por Daniel Gedda- triunfaba en las elecciones de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), imponiéndose así al Movimiento Gremialista liderado por Felipe Lyon.

La victoria de Crecer se concretaba tras conseguir un 52,64% de los votos, mientras que su contrincante se quedó con el 47,36% de las preferencias.

Pues bien, en ese sentido La Segunda recoge la impresión de distintos personeros de la derecha, quienes se mostraron sumamente preocupados por el triunfo izquierdista de quienes dicen llamarse “hijos de Chávez y Fidel” y que representarán un obstáculo en el trabajo y postura del rector Ignacio Sánchez.

En esa línea el décano de la UDD y ex ministro Joaquín Lavín, admitió que “no me cuadra, que en un país donde el péndulo vuelve hacia la moderación, elijan a quienes dicen ser hijos de Chávez y de Fidel. Algo no cuadra ahí”.

El ex ministro de Educación criticó que “hay una desconexión muy fuerte de lo que pasa dentro de la universidad con lo que piensa la calle, es como una burbuja”.

Ese no es el único tema de preocupación que ve Lavín, ya que además tiene por otro lado la complejidad que tendrá ahora el rector del plantel, Ignacio Sánchez, ya que ha rechazado públicamente la propuesta de Gobierno sobre la gratuidad en la educación y el aborto terapéutico en las tres causales.

“Esto pone al rector Sánchez en una posición difícil. Va a tener que jugársela mucho más por mantener la autonomía de la universidad, en un contexto en que los nuevos alumnos de la FEUC van a intentar forzarlo a entrar en la gratuidad a todo evento”, precisó.

Pese a que el ex candidato presidencial de la UDI confesó que no sabe qué pasó para que se diera esta derrota, sin embargo destacó que “no desconozcamos que un 47% de votación es un buen número”.

Otro que sacó la voz fue el timonel UDI y ex presidente de la FEUC 1970 Hernán Larraín: “Cuando viene la ola izquierdista, no hay cómo pararla” lanzó de lleno. De paso hizo un llamado a los gremialistas de la UC a “retomar las banderas, ser fieles con sus idearios y no dejarse llevar por presiones políticas que podrían desnaturalizar la universidad”.

En tanto el ex ministro Segpres y ex presidente FEUC en 1975, Cristián Larroulet se mostró sumamente preocupado por la derrota del gremialismo y señaló que “la conclusión es que efectivamenteel mundo de las ideas de la sociedad libre debe trabajar más el tema universitario”.

Por su parte el diputado y ex presidente FEUC en 2003, Jaime Bellolio enfatizó en lo delicado de que “quienes ganaron digan que son hijos de Chávez y Fidel, cuando deben estar al servicio de los estudiantes y no de una ideología”.

De paso sostuvo que se siente “optimista” de pronto superar este hecho para “repuntar en corto plazo”. “Sólo falta convencimiento de lograrlo”, precisó.