gustavo hasbún

Durante la jornada de este lunes la Corte Suprema fijó para el próximo viernes 29 de enero la audiencia de apelación solicitada por el diputado de la UDI, Gustavo Hasbún, para revisar el posible desafuero que podría recibir por sus comentarios en torno al denominado caso Avilés.

Cabe recordar que por 22 votos contra 3, la Corte de Apelaciones oficializó el anunciado desafuero del parlamentario, todo esto debido a la querella que presentó la familia de Rodrigo Avilés en su contra por injurias y calumnias.

Todo partió cuando el papá de Rodrigo, Félix Avilés acusó al diputado de atacar la honra de su hijo, con sus constantes declaraciones a la prensa, como por ejemplo cuando dijo que la Presidenta Michelle Bachelet “es capaz de ir a saludar al padre de una persona que en forma encapuchada, que había tenido incluso participación en saqueos en locales comerciales, en desórdenes y que fue víctima de un accidente, es capaz de ir a saludarlo”.

Hasbún arremetió en aquel entonces señalando que “esto demuestra que el gobierno de Michelle Bachelet no sólo ha criminalizado la función policial, sino que claramente defiende más a los delincuentes, defiende más a los violentistas, que en este caso a los funcionarios policiales”.

“Hoy lamentablemente pareciera que los delincuentes, los terroristas, los subversivos, tienen más derecho que las policías”, sostuvo.

Tras hacerse pública la información, el parlamentario gremialista se defendió asegurando que “nunca he injuriado ni calumniado al señor Avilés ni a su familia”.

Añadió que “mi crítica siempre ha apuntado a una conducta reiterada del gobierno y de los partidos de la Nueva Mayoría de criminalizar la acción policial”.

Cuando Hasbún se enteró de la resolución de la Corte de Apelaciones, indicó derechamente que “da una señal negativa al país. Lo que pasó en Valparaíso demuestra claramente que cuando se criminaliza la acción policial, la policía termina inhibiéndose de poder actuar”.

“La señal que dio la Corte de Apelaciones de Santiago no es sólo coartar la libertad de expresión, sino que claramente da una señal negativa al accionar de Carabineros”, dijo.

Sobre los dichos respecto de los cuales fue querellado, dijo que “yo emití un juicio político, de valor, una crítica política hacia el accionar del Gobierno y los partidos de la Nueva Mayoría que buscan criminalizar la acción policial. En ese sentido mantengo mi posición”.

Cabe recordar que ese terrible 21 de mayo pasado el joven estudiante de la UC recibió de lleno el chorro de agua de un carro policial, lo que provocó que cayera de lleno al suelo, golpeándose fuertemente la cabeza. El hecho le significó a Rodrigo quedar con un traumatismo encéfalo craneano e internado en la Unidad de Cuidados Intensivos por largos dos meses.