josé antonio gómez A1

El ministro de Defensa de Chile, José Antonio Gómez, dijo este sábado que el presidente de Bolivia, Evo Morales busca “cualquier elemento” para mejorar las encuestas y describió la nueva demanda internacional de dicho país contra Chile por el uso de las aguas del Silala como un “acto de desesperación”.

“Es un acto de desesperación. (Evo Morales) cada vez busca cualquier elemento que le permita generar un ruido en su país, que lo haga mejorar en sus encuestas”, dijo Gómez en declaraciones a Radio Cooperativa.

El presidente boliviano, Evo Morales, anunció la semana pasada que la demanda por el uso de las aguas de la zona fronteriza del Silala se presentará ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde ya tiene otro reclamo para obtener una salida soberana al mar.

Bolivia defiende que el Silala, situado en la región andina de Potosí (en el suroeste del país), contiene manantiales cuyas aguas fluyen a Chile por canales artificiales construidos en 1908, por lo que varias veces ha exigido una compensación económica al Gobierno chileno y a empresarios del norte de esa nación.

A su vez, Chile sostiene que se trata de un río internacional y el canciller, Heraldo Muñoz, mostró días atrás un mapa que acompañaba el tratado bilateral de 1904 firmado con Bolivia y en el que, según dijo el ministro, se define al Silala como un río internacional.

Gómez aseveró que, en caso de que la demanda se materializara, Chile “defenderá la soberanía y territorio del país”, pues, a su parecer, existen “antecedentes claros y precisos” desde el punto de vista jurídico.

“Existen tratados internacionales que tienen que ser respetados y, por lo tanto, vamos a mantener nuestra línea de mantenernos en nuestros espacios. Vamos a defendernos en el ámbito internacional”, aseguró Gómez.

“Tal y como ha señalado la Presidenta Michelle Bachelet, consideramos que el uso indebido de los tribunales internacionales no es correcto y hay que hacerlo cuando sea necesario, cuando realmente existan antecedentes”, agregó.

Ello después de que este viernes el agente chileno ante la corte de La Haya por la demanda marítima boliviana, José Miguel Insulza, lanzara un llamado a “no asustarse tanto” por la demanda.

“Si la demanda se presenta y la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la admite, nosotros nos defenderemos como corresponde. No hay que asustarse tanto”, señaló Insulza en declaraciones a Televisión Nacional.

El exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) agregó que “no estamos urgidos de huir hacia ninguna parte. Estoy seguro que se nos dará la razón”.

En 2009 los gobiernos de Chile y Bolivia estuvieron a punto de llegar a un acuerdo para determinar el uso compartido de las aguas del Silala, sin embargo, el pacto fracasó por la negativa boliviana.

La disputa sobre el Silala había estado hasta el momento en un segundo plano frente a la histórica reclamación boliviana de una restitución de su salida al Pacífico perdida en una guerra contra Chile en 1879 y que los mantiene enfrentados en la CIJ.