pepe auth a1

“He decidido renunciar al partido que ayudé a fundar y que me tocó presidir (…) pude esperar al proceso de refichaje al que ahora están obligados todos los partidos, pero me pareció que hacer eso era falta de coraje”.

Con estas palabras el diputado Pepe Auth adelantó, en entrevista con La Tercera, su renuncia definitiva al PPD que llevará a cabo el próximo lunes.

En esa línea, explicó que su renuncia significa “formalizar un distanciamiento que se ha ido produciendo ya desde hace por lo menos cuatro años. No puedo seguir militando en un partido que me identifique tan poco como lo que me identifica el PPD hoy día. No puedo seguir militando en un partido que me decepciona tanto desde el punto de vista de su democracia interna como me ha decepcionado el partido. Y no puedo seguir militando en un partido que me provoque tanta rabia, que haya perdido su energía y vocación democrática”.

Asimismo, anunció que independiente de su decisión, se postulará para un tercer periodo como parlamentario. “Ya lo tengo definido. Cuando ingresé al Parlamento, en 2010, lo hice pensando en que iba a postular para ejercer tres períodos. Yo creo en la limitación de períodos, por lo tanto, voy a postular para un tercer período, porque este es mi segundo, y lo haré en condición de independiente. Probablemente, no solo y sí al interior de una lista, porque mi renuncia es al PPD, no es a seguir siendo un diputado de gobierno. Soy un diputado comprometido con el programa, con la Presidenta y el gobierno, y sus ministros podrán seguir contando conmigo como lo han hecho durante estos dos años de gobierno”, enfatizó.

Consultado sobre si le parece injusto que quienes renuncian a los partidos continúen conservando su posición de poder, que no habrían podido ocupar sin el apoyo de una lista, el diputado afirmó que “no está decidido si seguiré ocupando ese escaño, yo únicamente puedo decidir que voy a repostular. Renuncio ahora y no después de ser elegido justamente para presentarme ante al electorado en mi condición de independiente y no engañar a nadie. Yo ya no me siento identificado con el PPD y, por lo tanto, quiero competir en mi nueva condición. Y los electores verán, por supuesto, si soy bueno para continuar representándolos o no”.

En relación a los cambios que, a su parecer, presenta el PPD, sostuvo que “no solo cambió su declaración de principios, porque en 2010 cambiamos la declaración de principios. Yo creo que ese es el inicio de mi distanciamiento desde el punto de vista de la identidad. El PPD tenía la diversidad política como un valor. Hoy día, todo su esfuerzo es a reducir la diversidad política interna. El partido se entendía como la síntesis de las luchas liberales con las luchas socialistas. Las luchas liberales por la libertad política y las luchas socialistas por la igualdad social. Eso desapareció de la declaración de principios”.

“Estoy cansado ya de tener que estar en desacuerdo con el discurso oficial del partido cada vez que habla Quintana y saca la retroexcavadora. Cada vez que eso ocurre yo tengo que hablar para decir que no me identifico con ellos. Al final, militar en un partido es voluntario. No tiene lógica que cuando más cosas están en desacuerdo continúe militando. Por otro lado, el partido se ha ido convirtiendo, a mi juicio -y este es un problema que es común en muchos partidos, pero yo hablo del mío- en propiedad privada. Es un partido que tiene un controlador principal y un par de accionistas minoritarios a los cuales este controlador sube a la micro. Prueba de eso es una elección interna sin elección, sin competencia. Esa política a mí ya me cansó definitivamente y no quiero participar de ella ni avalarla”, agregó y aclaró que dicho controlador es Guido Girardi.

Al respecto precisó que Girardi “fue aliado y adversario. En mis 28 años de militancia competí varias veces con Girardi al frente y otras con Girardi al lado. Más con Girardi al frente que con Girardi al lado. La principal, la más dura, fue con Girardi al frente, cuando él encabezaba una lista de vicepresidentes y yo encabezaba la otra”.