Adriana Delpiano A1

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, realizó un balance de lo que fue esta difìcil semana en la que se pudo presentar el proyecto de educación superior. De paso, reflexiona sobre lo que viene a futuro en esta materia.

En entrevista con La Tercera, la secretaria de Estado indicó que “la primera semana ha tenido dos fases. Primero, simultáneo con la entrada de proyecto al Congreso hubo una gran efervescencia. Y creo que una vez ingresado, cuando los parlamentarios, rectores, estudiantes y la sociedad ya lo conocieron, hubo una cierta tranquilidad. Yo puedo estar de acuerdo o en desacuerdo con aspectos específicos, pero ya no sobre situaciones un poco armadas a a partir de ciertas ideas o prejuicios de lo que el proyecto es o no es. ¡La más contenta de que el proyecto haya entrado al Congreso soy yo!

En esa línea destacó que se ha podido avanzar en un proyecto respaldado por la ciudadanìa, puesto que “el país votó porque se hiciera una reforma, respaldó a la Presidenta en esta tarea que tiene temas que se vienen arrastrando desde la revolución pingüina, que se pusieron en el debate público y creo que hemos dado un avance enorme en todos los proyectos de la reforma”.

Al ser consultada por si el proyecto se promulgará en este gobierno, Delpiano contestó que “dependerá de la voluntad de los legisladores. He escuchado transversalmente que hay una necesidad de un diseño de la educación superior en Chile que dé cuenta de todos los cambios que ésta ha tenido y que de alguna manera la fe pública, que también ha estado en entredicho, esté muy cautelada”.

A renglón seguido reconoció que si el proyecto no se aprueba “nos quedamos con una patita coja”, sin embargo, recalcó que todos los días están dando la pelea para que el proyecto de Reforma llegue a buen puerto y exitosamente.

La ministra encargada de la cartera de Educación se mostró esperanzanda en que el proyecto sea aprobado en un futuro cercano, de hecho aseguró que “nadie se ha planteado la posibilidad que el proyecto no sea aprobado dentro de este gobierno. Ni siquiera ha sido tema. Por muy complejo que sea el proyecto, no creo que no podamos sacarlo en un año y medio”.

“Este es el último de los grandes proyectos comprometidos en la reforma, tenemos un año y medio por delante, no hay razón para que no lo saquemos. Si el día de mañana hay un tema que es más complejo que el resto, se evaluará en su mérito, pero siempre puedes tener otra salida lateral como una indicación sustitutiva, pero no es la idea”.

¿Y qué pasa con el CAE?

La ministra Delpiano en primer lugar manifestó que “el CAE ha permitido a miles de personas estudiar con una deuda que hoy es más baja, mejor regulada”. Dicho eso, admitió que “yo creo que el gran problema del CAE y por qué se transformó en una mala palabra es por la participación de la banca en este crédito. Y sobre este punto nosotros como gobierno estamos estudiando una fórmula distinta, que cuando la tengamos la comunicaremos”.

“Puede ser una fórmula distinta, con una responsabilidad estatal respecto de quién otorga el crédito o no, en fin”, dijo Delpiano, al mismo tiempo que juró que “sin duda, estamos estudiando alternativas”.