davilazo

El ex ejecutivo de Codelco, Juan Pablo Dávila, estuvo anoche en el programa “Mentiras Verdaderas” de La Red, conversando con Ignacio Franzani sobre el desfalco de 200 millones de dólares que sufrió la cuprífera en 1994 por operaciones a futuro, hecho por el que tuvo que pasar 7 años en la cárcel, condenado por fraude al fisco y negociación incompatible. Hoy hace asesorías y así aborda lo que se conoce como el “davilazo”.

“Recién en junio del año de 2012 yo volví a recuperar la totalidad de mis derechos”, dice el ingeniero al ser consultado sobre el porqué de romper el silencio después de 22 años.

“Ha pasado un tiempo, creo que es razonable, y creo que es momento de reordenar esta historia. En el colectivo social, en el pensamiento de la gente, hay ciertas situaciones que estan equivocadas… el tema es estremendamnete técnico, es complejo, es una serie de operaciones financieras de alta complejidad, que no es fácil que la gente lo entienda”, agrega Dávila en la conversación con Franzani.

Según sostiene, “cuando se habla del famoso desfalco de Codelco de 200 millones de dólares, esa no es la realidad de que alguien se haya llevado 200 millones de dólares a su casa. Aquí, hay una situacion bastante más profunda que analizar, y por otro lado también gatilla la necesidad de contar esta historia a partir de que un periodista inicia una investigación (…) y también se inicia un proceso de revisión de mi caso”, lo que “implica revisar el caso a partir de la sentencia y revisar si dicha sentencia corresponde o no a lo que los tribunales dictaminaron”.

“Yo creo que es el momento de reabrir el caso e investigar bien todos los aspectos de él… aquí hay temas que no fueron vistos en profundidad”, asegura.

Le dice a Franzani, como para poner las cosas en contexto, que “esto sucedió el año 94, en un periodo, terminando un gobierno, en inicio de otro gobierno, fue tremendamente mediático, por lo tanto hay muchas cosas que es necesario volver a ponerlas en el contexto real de lo que sucedió”.

“Yo lo que siento que mi condena no fue justa, yo pasé siete años privado de libertad, tres años durmiendo en la cárcel, eso fue un total de 10 años de condenas. Más cerca de 4 a 5 años firmando”, apunta Dávila.

“El delito por el cual se me acusó no existe, tan simple como eso”. “Yo no cometí el delito por el cual me acusan y eso es lo que yo quiero, a través de esta revisión, probar”, se defiende el ex operador de mercados a futuro.

Dávila insiste en que “aquí nadie se llevó 200 millones de dólares para la casa, aquí hay una serie de operaciones que generaron finalmente una situación de pérdida, que ni siquiera las generé yo, las generaron las personas que cerraron el libro dentro del Codelco.”

“El fraude al fisco se produce, no porque se hayan robado 200 millones de dólares, se produce porque se generó un daño al patrimonio de Codelco de 200 millones de dólares. Primero, aclarar, el daño no fueron 200 millones de dólares, la pérdida total fueron 117 millones de dólares”, “fueron pérdidas”, reitera.