ignacio walker a1

Una de las autocríticas más fieras desde el interior del oficialismo tras el remezón CEP, fue planteada esta mañana por el senador y expresidente de la DC, Ignacio Walker.

“No basta con el cambio de gabinete. Hay que cambiar a los que se van y tienen que cambiar de actitud los que se quedan, de forma de gobernar, con la Presidenta a la cabeza, porque no podemos seguir haciendo más de lo mismo, no podemos seguir administrando el statu quo”, dijo Walker en entrevista con Cooperativa.

Para el excanciller, “cuando uno tiene un 15 por ciento de aprobación y un 66 por ciento de desaprobación hay que rectificar. No es sólo un tema de los cambios en las reformas estructurales del futuro, que por supuesto son necesarias, sino las del presente: la gente quiere ser bien atendida en un consultorio, quiere saber que las escuelas funcionan, quiere tener tranquilidad en sus barrios”.

En la misma línea prosiguió: “ya no hay más señales que esperar. Haber esperado tanto para rectificar es parte del problema. Este es un verdadero ultimátum, esta encuesta es una tarjeta roja y no deja lugar a la espera. Hay que cambiar de rumbo para llevar esta nave a buen puerto”.

Sin sostener que hay que ponerle una pausa a la reformas, sí apeló a la gradualidad.

“No se trata de renunciar a los cambios, a las reformas. Nuestro partido, la Democracia Cristiana, existe para la justicia social, para avanzar en cambios, en reformas, pero con un buen Gobierno y esa rectificación en la forma de hacer las cosas, buscando acuerdos, con gradualidad”.