harald beyer a1

El economista y director del Centro de Estudios Públicos (CEP), Harald Beyer, escribió una carta a El Mercurio en donde sostiene por qué no es atingente la acusación constitucional contra la ministra de Justicia, Javiera Blanco.

El exministro de Piñera, destituido por el Senado tras haber enfrentado también una acusación de un grupo de diputados, parte diciendo que “es muy positivo que las altas autoridades públicas, particularmente los ministros, sean sometidos a un elevado escrutinio público”. “La democracia se fortalece cuando ello ocurre”, afirma.

Sin embargo, Beyer enfatiza que “en un régimen presidencial corresponde a la Jefa de Estado, la que también es Jefa de Gobierno, decidir si los ministros resisten adecuadamente ese escrutinio y realizan una gestión acorde con lo que se espera de ellos. Si su decisión es negativa probablemente recurrirá a su reemplazo. No es la tarea del Congreso reemplazar a los Presidentes en este papel”.

Por eso es que indica que “la acusación constitucional es un instrumento que el Parlamento debe utilizar en casos extremos, siempre que las autoridades del Estado se hayan alejado de principios fundamentales que se espera satisfagan con plenitud. Más allá de la evaluación que se pueda hacer de la gestión de la ministra Javiera Blanco me asiste el convencimiento de que ella no ha incumplido ninguno de esos principios”.

“Someterla, entonces, a dicha acusación es alejar la política del campo en el que esta debe razonablemente desarrollarse. Nada justifica incurrir gratuitamente en ese costo”, cierra.

Cabe recordar que Blanco enfrenta dos acusaciones constitucionales. La primera de ellas es promovida por el ex DC René Saffirio, esto por las muertes en el Sename. La segunda, la presentaron desde la derecha, a razón de los jubilazos en Gendarmería.