alvaro elizalde a1

Días claves vive el Partido Socialista (PS). A la disputa por la opción presidencial, que mantiene dividido al partido, y que recién se podría zanjar en el Comité Central, el próximo 21 de enero, se suman las negociaciones para conformar una mesa de consenso entre las distintas corrientes internas. El diagnóstico generalizado es que el escenario no está para competir y se necesita una mesa unitaria que ordene y de gobernabilidad en un año que estará marcado por la campaña presidencial.

Aunque la negociación formal comenzará la próxima semana, las conversaciones ya están en marcha. Al respecto, existe acuerdo que la lista unitaria será encabezada por el exvocero de gobierno y miembro del Tercerismo, Álvaro Elizalde, ya que ostenta un apoyo bastante transversal en los distintos sectores. En otro punto que existe acuerdo es que se respetará la ley de cuotas y 50% de la lista será integrada por mujeres.

La actual presidente del partido, Isabel Allende, apostará porque su sector, Grandes Alamedas, se quede con la secretaría general. La carta que han propuesto es el director del Fosis, Andrés Santander, uno de los asesores más estrechos de la senadora.

Según quienes conocen el avance de las conversaciones, también falta acordar qué pasará con las vicepresidencias. Lo más probable es que Camilo Escalona nuevamente ocupará una de ellas en su condición de líder de la Nueva Izquierda. Otros nombres que se contemplan para las vicepresidencias son el diputado Daniel Melo y el alcalde de San Ramón, Miguel Ángel Aguilera.

Sobre lo que existe menos certezas es si Osvaldo Andrade, quien fundó Nueva Convergencia luego del quiebre con Escalona, será miembro de la mesa o bien irá algún representante de su tendencia. Según ha trascendido, habrían miembros del partido que consideran impropio que Andrade se sume a la directiva, debido a su vinculación con el escándalo de las pensiones en Gendarmería y su baja popularidad y estarían tratando de vetar su nombre. Como alternativa, Andrade ha barajado proponer a la diputada Maya Fernández como secretaria general.

El plazo fatal para la inscripción de la lista es el próximo 16 de enero. Pero en el PS reconocen que, como es habitual, las negociaciones se extenderán hasta último momento, más aun cuando la discusión estará marcada por el debate presidencial.

En el caso de Elizalde, el exvocero se ha mantenido al margen del debate presidencial y ha evitado inclinarse públicamente por algún candidato. El objetivo es dar una imagen de neutralidad de la mesa que dirigirá y otorgar garantías a los partidarios d cada candidato que la mesa no impondrá un nombre.

De todos maneras, en el Tercerismo, sector que representa Elizalde, no existe consenso sobre el candidato presidencial. Los más antiguos, como Letelier, Veloso o Solari están por apoyar a Lagos. Los más jóvenes, en cambio, apoyan a Alejandro Guillier, al igual que varios diputados que van a la reelección y desean aparecer en las fotos junto al candidato del Partido Radical, que lleva la delantera en las encuestas.

La rebelión de la Izquierda Socialista

Pese a que la mesa unitaria es una postura mayoritaria, no todos comparten el mismo criterio. La Izquierda Socialista (IS), sector que impulsa la candidatura de Fernando Atria, anunció que no está disponible para sumarse una lista de consenso y que inscribirán una propia para disputar la directiva.

La razón, explican fuentes del sector, es que “la mesa de consenso se trata de un acuerdo sin contenidos, sin definiciones programáticas y que forma parte de un PS despolitizado” y aclaran que su apuesta precisamente es politizar al PS.

Entre sus lineamientos, la IS defenderá 4 puntos: 1) Programa antineoliberal. 2)Asamblea Constituyente. 3) Reposicionamiento del PS en la izquierda y 4) primarias ciudadanas para elegir candidatos PS a la presidencial y parlamentaria.

Los nombres que conformarán la lista de la IS son: Michelle Peutat, Gonzalo Durán, Jaime Fuentealba, Patricio Quiroga y Juan Pablo Mañalich.