villegas a1

Fernando Villegas acostumbra soltar la lengua y disparar a diestra y siniestra en su espacio en Radio Agricultura y ahora el objetivo de sus cañonazos fue la machi Francisca Linconao.

Según un texto que recoge El Dínamo, el ex panelista de Tolerancia Cero manifestó que “Parece que las huelgas de hambre convierten a los cómplices de crímenes en mártires de una causa. Porque la señora machi está en la cárcel por ser partícipe en forma indirecta, me parece, como ayudista, prestó su casa, no sé exactamente la figura”.

En el mismo tono confrontacional, el sociólogo afirmó que “ella es cómplice de un crimen salvaje y eso es todo, eso es judicialmente lo que es. Pero como hizo una huelga de hambre y ella forma parte de una causa mapuche, entonces ahora se convirtió en una mártir y tenemos el espectáculo habitual con estos jóvenes que ponen cara de circunstancia, son los feligreses de la causa que van a reclamar y hablan de los Derechos Humanos en los mismos días en que se recuerda el asesinato de los Luchsinger”.

Siempre en su espacio en la radio conservadora, Villegas dijo que en estos casos “lo he visto personalmente mil veces, opera siempre el mismo doble estándar. Los verdaderos mártires aquí son las personas perdiendo sus propiedades o los trabajadores que fueron heridos ayer en Tirúa, uno estaba en peligro de vida, porque de frentón dispararon a matar”

Insistiendo en su punto el melenudo personaje sostivo que “Esos son los mártires. Y son mártires quienes están perdiendo sus propiedades después de trabajar toda su vida y se las queman de la noche a la mañana. Esos son los mártires, no una señora que decide no comer, porque así hacen su número”.

Para finalizar su deslenguada alocución, el también entrevistador de televisión aseguró sobre sus dichos que “por supuesto que en este mismo momento va a haber gente que va a decir que nosotros somos unos fascistas y unos reaccionarios desgraciados, unos torturadores porque estamos diciendo esto, cuando es tan evidente. Acá hay un tema de gente que no es capaz de ver la realidad”.