Jorge Luchsinger Mackay

Jorge Luchsinger, hijo del matrimonio Luchsinger Mackay no le cerró la puerta a una posible modificación de las medidas cautelares que pesan sobre la machi Francisca Linconao, todo esto luego del fuerte debate mediático que se ha dado en torno a su estado de salud tras la huelga de hambre que inició.

Según consigna La Tercera, el querellante en esta causa señaló que si los tribunales señalan que sus condiciones de salud no son las mejores para estar con prisión preventiva, él no se opondría a una modificación de sus medidas cautelares.

“No nos hemos opuesto en otras circunstancias, como cuando se ha solicitado asistir a alguna ceremonia religiosa, o acudir al hospital, por lo que no tendríamos por qué oponernos a que se modifique la cautelar si es que se determina su estado de salud”.

En ese sentido indicó que “para que se modifique una cautelar a una menos gravosa, los abogados defensores deberían presentar antecedentes nuevos que ameriten modificar la cautelar. Sin embargo, no se han presentado nuevos datos, por lo que los tribunales han ratificado la prisión preventiva, ya que han considerado que hay datos suficientes para mantener esa condición”.

Al ser consultado por su postura, Jorge Luchsinger explicó que “queremos saber la verdad y que se haga justicia, no queremos venganza, por lo tanto, esperamos que se acrediten los medios de prueba necesarios en el juicio”.