En una nueva faceta alejada de penetraciones y sexo duro, Nacho Vidal es el protagonista de una campaña española junto a una mujer que no lo juzga por su erótico pasado. Ella es la monja llamada Sor Lucía Caram, argentina de nacimiento pero residente en tierras hispanas, y ambos protagonizan un vídeo que la está rompiendo en las redes sociales.

En una cita a ciegas, Vidal y la religiosa se encuentran en una conversación cara a cara y se sientan a hablar sobre temas alejados de la industria del porno y de los pecados que corrompen el alma. Dialogan a partir de las similitudes que pueden tener una hermana y una estrella de los portales digitales califas y además, de los prejuicios que imponen la Iglesia a los que no siguen sus doctrinas.

El registro audiovisual es parte de un proyecto titulado #Invulnerables y su meta es que muchos niños abandonen la pobreza para que exista mayor igualdad social. A través de las reacciones y de los compartidos que logre en Facebook, buscan recaudar fondos para cumplir con su finalidad.