Aunque paso tremendo susto por un incidente en la galería que incluyó pifias, gritos y la interrupción del show durante cinco minutos, el comediante de Morandé con Compañía logró conquistar al público de la Quinta Vergara, con chiste subidos de tono y tallas sobre su obesidad.

Villegas propuso que los gordos del país, según el 60% de la población, se organizarán y lo eligieran presidente de la república, el monstruo fascinado con su rutina, pese a que salió después de Maluma, coreaba “se siente, se siente, Villegas presidente”

Entre sus medidas de gobierno anunció que aumentaría el horario de colación y permitiría el uso de tarjetas Junaeb en carros de completos y sopaipillas.

Como ya es habitual, el comediante se llevó las dos gaviotas.

Revisa acá la rutina completa del humorista.