La Mesa Directiva del Colegio Médico decidió, finalmente, que sí visitará el centro penitenciario de Punta Peuco, tras una reunión que se prolongó por casi seis horas. Bajo presión por la muerte del reo Gustavo Muñóz, más las críticas de Alicia Lira (AFEP), el gremio de doctores del país determinó asistir al penal.

A la salida de la reunión el timonel del gremio, Enrique Paris informó a The Clinic Online que “vamos a visitar a los reos de Punta Peuco”.

A través de un comunicado, el Colegio Médico expresó eso sí que “queremos expresar a la Opinión Pública, que no aceptaremos la utilización de esta acción humanitaria, como respaldo a la solicitud de indulto de estos presos, ya que es una materia que no nos compete como Colegio Médico”.

La visita había sido solicitada previamente por Raúl Meza, abogado de la multigremial de los uniformados en retiro (FFAA, Carabineros e Investigaciones) en enero de 2017. Hizo la misma petición tanto al Colegio Médico como al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). Mediante un correo electrónico, esta última entidad rechazó la solicitud del abogado argumentando, primero, que ya en mayo de 2015 realizaron una larga visita al penal, ocasión en que también emitieron un informe de 30 páginas, incluyendo recomendaciones sobre aspectos a mejorar: “El INDH realiza un examen periódico a las cárceles del país, visitando el penal de Punta Peuco en abril del 2015, evacuando un informe reservado, que fue transmitido a los internos que lo solicitaron y a sus abogados”.

En segundo lugar, el INDH planteó su negativa por razones de competencia: “Me permito indicarle que no contamos con médicos u otros profesionales de la salud que puedan emitir un informe como el solicitado”, decía el correo electrónico, agregando que para tales efectos son más pertinentes el Colegio Médico y el Servicio Médico Legal.

Por su parte y pocos días antes, el Colegio Médico ya había acogido la petición de forma preliminar, notificando a Raúl Meza que el Departamento de Derechos Humanos se contactaría con él para coordinar la visita. Durante febrero, The Clinic Online se contactó con el gremio, y afirmaron que la decisión final y definitiva se tomaría el mes de marzo.

Ya con la respuesta definitiva del gremio, Raúl Meza también anunció otras medidas que tomará como abogado multigremial de FFAA, Carabineros e Investigaciones en retiro: “Vamos a querellarnos por el delito de lesa humanidad por los tratos crueles, inhumanos y degradantes de Gendarmería por haber engrillado en el Hospital Dipreca al Suboficial Gustavo Muñoz. Finalmente, la familia ha decidido demandar civilmente a Bachelet por el daño moral que significó la tardanza inexcusable de pronunciarse sobre la petición de indulto particular del Suboficial”, dijo a The Clinic Online. 

EL INFORME SOBRE PENTA PEUCO DE 2015

El 30 de mayo de 2015, representantes del INDH llegaron al centro penitenciario ubicado en Til Til tras una denuncia realizada por internos -acusaban vulneraciones a sus derechos humanos-. En una visita que duró desde las 11:45 am. hasta las 18:10 pm., pudieron observar y constatar las condiciones en que viven los uniformados procesados por violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad. El balance resaltó aspectos positivos y negativos, así como destacó algunos fuera de lo común en comparación con otras cárceles.

Algunas de las conclusiones del informe se filtraron meses después en distintos medios nacionales, pero esta vez se pudo acceder a la versión íntegra del informe que según el abogado Raúl Meza, Gendarmería ha hecho caso omiso. Se constató la existencia de celdas amobladas con televisores-con señal satelital de Direct TV- y repisas para libros; baños privados; dos multicanchas; una sala de computación casi lista; condiciones de higiene, iluminación y ventilación óptimas, entre otros.

Entre los aspectos negativos que el INDH recomendó modificar y considerar, están las discriminaciones según el grado que hayan tenido los reos mientras ejercían dentro de las Fuerzas Armadas y de Orden: “La vida dentro del penal de Punta Peuco se desarrolla en términos de tranquilidad y buena convivencia. No obstante lo anterior se observó la persistencia de las relaciones jerárquicas de acuerdo al grado que mantenían en las Fuerzas Armadas y de Orden (…) lo que deviene en situaciones de discriminación”.

También, criticaron que si bien el penal cuenta con excelentes condiciones materiales, “no se observaron adecuaciones de infraestructura para adultos mayores y personas enfermas. En este mismo sentido la falta de oportunidad de los traslados y las condiciones en que se realizan claramente vulneran estos estándares”. Lo último aparece consignado en el informe tras explicitar que fueron notificados de que los internos son trasladados con las manos esposadas, no pudiendo afirmarse de barreras u otros objetos y evitar caídas, por ejemplo.

Sobre el derecho a la salud, el informe indica que Punta Peuco cuenta con una enfermería con buen equipamiento y mantención, así como con un box de atención dental. Según los funcionarios, las atenciones son privadas y fuera de la presencia de Gendarmería. “No se observaron restricciones al derecho a la salud, pudiéndose constatar que su situación es adecuada y, en todo caso, sustancialmente mejor a la de los demás penales del país”, agregaron.

Concretamente, aquella vez el INDH recomendó adecuar la infraestructura para personas de tercera edad y enfermas; mejorar las condiciones de los traslados; aumentar el acceso a programas de reinserción social, entre otros.

A continuación algunos extractos:

El comunicado del Colegio Médico