En una ceremonia liderada por la Presidenta Michelle Bachelet, el Ejército de Chile recibió 432 vehículos militares en la localidad de Alto Hospicio.

La adquisición se enmarca en los proyectos Alfil y Cahuelmó e involucra un gasto de más de 79 millones de dólares.