Cuando parecía que los siniestros que afectaron a nuestro país quedaban atrás, en la provincia de Valparaíso brotó un nuevo incendio forestal que está aquejando desde el domingo al mediodía a las proximidades de la Ruta 68 con la variante Agua Santa -la principal entrada a Viña del Mar- y a las poblaciones cercanas.

Hasta el momento, el fuego dejó al menos 16 casas afectadas y se han quemado alrededor de 230 hectáreas. Este hecho obligó a que 16 mil vecinos evacuaran sus hogares. Entre las poblaciones afectadas está la Felipe Camiroaga, debido a que en este campamento existen nueve inmuebles damnificados.

Durante el transcurso de esta mañana, el superintendente de Bomberos de Viña del Mar, Ricardo Barckhahn, afirmó a la Radio Cooperativa que “la comandancia nuestra está desplegando los recursos que tenemos en los diferentes focos que en este momento están activos, pero la intensidad del incendio bajó en comparación a la tarde”.

Las autoridades locales informaron que más de 700 repartidas pertenecientes a los bomberos y funcionarios de Conaf seguirán combatiendo contra la desgracia que ha ocasionado este incendio forestal. También se sumarán dos aeronaves y más equipos de brigadas para combatir el fuego, según el anuncio de la Conaf.

Cabe recordar que alrededor de 200 residentes de la población Felipe Camiroaga fueron las que protestaron en las afueras del Hotel O´Higgins el pasado 25 de febrero. Este acto fue para protestar en contra de la ausencia de electricidad y agua potable en sus respectivos hogares.