Esta tarde se dio a conocer el fallecimiento del dueño de El Mercurio y uno de los principales colaboradores civiles de la dictadura, Agustín Edwards Eastman, hecho que fue cubierto ampliamente por los medios digitales, tal como lo hizo The Clinic Online.

Pero algo extraño pasó cuando muchos usuarios abrieron la página web del portal Emol, el principal medio online del grupo El Mercurio, y no encontraron la noticia de la muerte del dueño del conglomerado.

Fuentes que conocen el proceso consultadas por The Clinic Online, señalaron que está estipulado al interior del holding de calle Santa María, que el primer medio en informar la muerte debe ser el diario El Mercurio, emblema de la familia Edwards.

Esta sería la causa principal de que no haya escrita absolutamente ninguna letra del deceso del empresario en uno de los portales más visitados de Chile.

De esta manera lo más probable es que en la edición de este martes de El Mercurio venga un gran despliegue noticioso sobre el “Donnie” y ahí recién los medios digitales como Emol o La Segunda puedan informar del fallecimiento.