Pasó casi un año del asunto y finalmente se concretó. Y es que prácticamente desde que llegó al Sevilla de España que Jorge Sampaoli sonó en la selección argentina. Sonó porque fuera él quien se acercó a manifestar su interés, o simplemente porque en la AFA pensaban que el hombre indicado para darle a los suyos los títulos que les son esquivos desde hace 24 años.

“No estoy dejando al Sevilla por otro club, estoy dejando al Sevilla, si se da, por mi selección. Es un cambio vinculado con el corazón por mi país”, admite este viernes en conferencia de prensa el promotor del amateurismo.

A una jornada de que se acabe la Liga, Sampaoli dice que “esto se tiene que resolver a hora, no antes, porque nos estábamos jugando muchas cosas. Hoy sí me puedo sentar a evaluar y a hablar. A parte no está en mis manos porque hay un contrato que tienen que arreglar el Sevilla y la AFA. Decidí no hablar antes de un tema que no me correspondía. Hay un lazo muy importante entre esta camiseta y yo. Fueron bastantes alegrías como para manchar esto con cosas que no tienen relevancia, ni siquiera certezas. Lo tendrá que resolver la AFA con el Sevilla”.

De paso, el hombre que dicen les hace leer a sus jugadores a Eduardo Sacheri, reconoce que “mi sueño desde que tengo uso de razón es dirigir la selección de Argentina. Como argentino, no puedo rechazar esta posibilidad aunque se rompa una carrera en Europa que ha empezado muy bien. Tengo que estar ahí”.

Así las cosas, se espera que hoy mismo Sampaoli dé a conocer su primera lista de convocados, esto para los duelos amistosos que disputará contra Brasil (9 de junio en Australia) y contra Singapur (13 de junio). Todo como para calentar motores para lo que viene. Meter a la Argentina al Mundial de Rusia 2018, cuando marcha fuera de la zona directa de clasificación.