Tras la reunión que sostuvo esta mañana con el ministro del Interior, Mario Fernández, el director general de la PDI, Héctor Espinosa, explica las circunstancias de la detención en México del exfrentista, Rául Escobar Poblete, implicado en el crimen del senador de la UDI Jaime Guzmán. El jefe policial también refiere la captura en el sur de Chile de Marcela Mardones, pareja del llamado comandante “Emilio”.

“La detención física que hicimos nosotros fue respecto de Marcela Mardones. Esto fue el día de ayer, producto de un trabajo que se venía coordinando con Interpol y también con inteligencia. Sabíamos que existía la posibilidad de que ingresara al país. Ella ingresa al país con una identidad falsa y se hace un control de identidad, estableciéndose su verdadera identidad. Ella registra, en los datos de archivo, órdenes de detención por delitos terroristas. Ella está detenida en este momento. Fue puesta a disposición del ministro Mario Carroza y en las próximas horas será trasladada a Santiago”, dice Espinosa a la prensa apostada en Palacio.

Con relación a Escobar Poblete, el número uno de la PDI indica que “por este trabajo de coordinación que hay entre Interpol Chile e Interpol México, se detuvo a esta persona en México, y a la policía le asistió la duda, también fue detenido con la identidad mexicana, y producto de la coordinación (…)  fue identificado como Raúl Escobar. El está detenido en estos momentos”. “Pero en esa participación nosotros tenemos el apoyo y el trabajo de inteligencia que corresponde. No la detención física de la persona”, precisa.

Consultado por el delito por el cual es capturado, Espinosa responde que efectivamente es por un secuestro.

Las dos personas -agrega Espinosa- “están involucrados en una causa emblemática, que es el asesinato de un senador de la República. Y con esto quiero decir que cuando los detectives y jueces trabajan coordinadamente ningún ciudadano queda impune”, subraya.

Ahondando en los pormenores de la detención del comandante Emilio, explica que “cuando fue detenido con una identidad falsa, fue detenido por ese delito, pero al establecerse cuál es su verdadera identidad le salta el encargo que tiene de Interpol producto de los hechos que ha cometido en Chile”.

Espinosa evitó entregar más detalles de las circunstancias, pero sí aclaró que no se descarta ninguna diligencia, como eventualmente apersonarse en tierras mexicanas.

Antes del jefe de la PDI, el ministro Fernández había dicho que “se trata de dos situaciones, obviamente distintas, por la naturaleza de la detención. En la primera estamos frente a un asunto con implicancias internacionales, y el segundo se trata de una detención que va a hacer perfeccionada jurídicamente en unas horas más con la puesta a disposición de la señora Mardones ante el juez Carroza, quien instruye la causa. Estamos ante una labor muy profesional que ha desarrollado la Policía de Investigaciones en colaboración con la Interpol”.

El exfrentista “está siendo sometido a proceso en México, y después se vera el procedimiento que en este caso procede en Chile”, indicó.