Hay que remontarse 30 años en el tiempo, y quizá hurgar un poco más allá,  para comprender por qué Raúl Julio Escobar Poblete deja en un momento de su vida de ser una persona que camina anónima por la calle para convertirse en el “comandante “Emilio”.

Raúl nace el 17 de octubre de 1963, pero recién es en 1990 cuando se comienza a saber públicamente de él. Transcurre el año 87 y Raúl decide ingresar al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), acaso motivado como tantos otros por la pérdida de algún familiar en manos de la dictadura. En el caso de él, se trata de su tía Elizabeth Escobar Mondaca, muerta en el marco de la  “Operación Albania”.

Entonces Raúl deja de ser Raúl y se convierte en el comandante Emilio. Un año después, es detenido y en prisión estrecha lazos con otras personas del Frente. Al salir, Raúl se integra a la operatividad del movimiento y conforma una dupla con Ricardo Palma Salamanca, conocido como el “Negro”.

Con el “Negro” se ven involucrados en la muerte de un coronel de Carabineros en 1990 y en la de un escolta del dictador Augusto Pinochet, esto antes de aquel 1 de abril de 1991 cuando arriba de un Opala llegan hasta el Campus Oriente de la Universidad Católica para interceptar y matar a tiros al senador Jaime Guzmán, profesor de aquel plantel.

Después de ese episodio, por el que tras la captura de ayer en México la justicia chilena pretende extraditarlo (así lo confirmó en la jornada el juez de la causa, Mario Carroza), Raúl Julio Escobar Poblete protagoniza un escena grabada en la memoria colectiva porque más se asemejaba a un guión cinematográfico que a un hecho de la vida real. Son las tres de la tarde del 30 de diciembre de 1996 cuando un helicóptero se posa sobre la Cárcel de Alta Seguridad con una canasta blindada. En ésta se suben los frentistas Ricardo Palma Salamanca, Pablo Muñoz Hoffmann, Mauricio Hernández y Patricio Ortiz Montenegro. Esto mientras Emilio abre fuego con su ametralladora sobre el personal carcelario.

Ese día, el llamado del “Gran rescate”, Emilio era el líder de la operación y además buscaba rescatar al “Negro”, su partner en el Frente.

En 2002, en medio del secuestro del publicista Washington Olivetto en Brasil, Raúl Escobar Poblete estuvo cerca de caer, pero zafa y se le pierde el rastro hasta la tarde de este viernes cuando también por un secuestro es detenido bajo el nombre de Ramón Alberto Guevara Valencia.

Por ahora, y a la espera de un eventual proceso de extradición, Emilio se encuentra detenido en el Centro de Readaptación Social de Valle Santiago en el Estado de Guanajuato, 

“Escobar Poblete es una de las dos personas que le disparó al senador Guzmán. Nunca ha sido detenido ni en Chile ni en otros países de América Latina, donde también ha participado de delitos de gravedad como el secuestro de (Washigton) Olivetto”, diría durante la jornada el abogado de la familia Guzmán, Luis Hermosilla. Para el juez Carroza, en tanto, Emilio  “Efectivamente es el autor material (…) eso ya está definido”.