“Hace 25 años que estoy llorando”, dijo escuetamente la madre de Marcela Mardones, la exfrentista que fue detenida el viernes en Puerto Montt por su participación en el asesinato del senador UDI Jaime Guzmán.

“No quiero hablar hasta que vea a mi hija. Hace 25 años que estoy llorando”, dijo Carmen Rojas Rivera, madre de la mujer sindicada como “Jimena”, quien ya está presa en la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) luego de ser detenida en el Paso fronterizo de Peulla, en la Región de Los Lagos.

“Hasta que pueda verla no voy a hablar con nadie”, agregó Rojas según lo publicado hoy por el diario El Mercurio.

Su pareja, el exfrentista Raúl Escobar Poblete, alis Emilio, fue detenido 10 días antes en medio de un operativo policial. Es requerido por la justicia chilena por su participación en la muerte del senador Jaime Guzmán en 1991.