La integrante de la banda de Javiera Mena, Manuela Reyes Baeza, confirmó que recuperó su querida guitarra, todo esto luego de que saliera al baile en medio de la denuncia por grave violencia física y psicológica que acusó la joven Valentina Henríquez en contra de su ex pololo, el cantante de Los Tetas, Camilo Castaldi.

Resulta que a través de una publicación de Facebook, la propia Henríquez aseguró que Tea Time era tan penca que además de ser un hombre ultra violento y drogadicto, también había reducido uno de los instrumentos que habían sido robados al grupo de Javiera Mena en 2016.

“Quiero decirle a Javiera Mena que se contacte conmigo pues Camilo, Tea Time dejó en mi casa escondida la guitarra que le robaron a sus músicos, él sabiendo que eran robadas a Javiera Mena se las compró como un chiste y cagado de la risa junto con un teclado a sus amigos que son los que le roban los instrumentos a muchas bandas chilenas, como ya hemos visto en las noticias”, había lanzado Valentina.

Pues bien, la bajista y guitarrista usó la misma plataforma en redes sociales para anunciar la recuperación de su joyita:

“Quiero contarles a todos que gracias a Valentina Henríquez recuperé la guitarra que me habían robado hace un tiempo. Es una chica muy honesta y noble. Le agradezco mucho y siento por ella mucha admiración y cariño”.

Añadió que “pese a mi alegría por esto, lo más importante ahora es que las investigaciones de PDI sigan su curso y esto llegue a un final en el que se haga justicia por la violencia brutal que sufrió”.

“No toleremos, ignoremos ni justifiquemos jamás conductas violentas ni machismos, vengan de donde vengan. Disfrácense cómo se disfracen”, cerró.