El diputado PPD y presidente de la Comisión Investigadora Sename II, Ramón Farías, profundizó en el tremendo lobby que realizó el gobierno para que la Nueva Mayoría no aprobara el informe que apuntaba a la “negligencia inexcusable” de la exministra de Justicia y actual miembro del CDE, Javiera Blanco, en el bullado caso Sename.

En entrevista con La Gran Mañana Interactiva de Radio Agricultura, Farías manifestó que “más que dolido o molesto estoy triste, estoy triste por lo que ha ocurrido en torno a un informe que se preparó, un trabajo más bien que se hizo, en donde recibimos a mucha gente, escuchamos muchos testimonios, citamos, escuchamos a muchos ministros, no solamente a la ex ministra de Justicia, sino que también ministros de Educación, de Salud, etcétera, o sea, escuchamos a varios”.

Añadió que se sintió “un poco desconcertado por el lobby que hizo el gobierno de manera muy potente el día de ayer (martes), en donde se desplegó tanto el ministro Eyzaguirre, lo sé porque estuvo en la la reunión de bancada de almuerzo de ayer, en donde se pedía que rechazáramos el proyecto”.

Al respecto, el parlamentario apuntó a que “el tema es que se insinúa que todo este tema había estado manejado por la derecha, mi respuesta a eso es que primero que nada yo no vengo apareciendo en esto. Y una cosa importante, aquí hubo un trabajo con todos los asesores, todos, y eso es lo que a mí me duele, donde están los asesores también de la Nueva Mayoría que cada vez que no iban se les mandaba un WhatsApp o se les mandaba un mail con todos los cambios y arreglos que se les estaba efectuando a un texto que era mucho más duro de lo que fue finalmente el texto final del informe y donde cada uno estuvo involucrado, y que después estos propios diputados desconozcan, o sea a mi me indignaba empezar a escuchar sus intervenciones a algunos, diciendo además, unos que fueron tarde mal y nunca a la comisión, y desconocían por completo el trabajo que se habían realizado”.

En otros pasajes de sus descargos, Farías dijo que “a mi me dio la impresión de que el ministro no tenía la conciencia clara al respecto y los asesores muy mal, muy malos asesores, porque tampoco le contaron al ministro es lo que era…la verdad es que a mí me parece bastante feo lo que ocurre, porque incluso los que se abstienen – esto hay que dejarlo claro – son sumados en contra”.

“Ayer estuvo el ministro Eyzaguirre, estuvo la ministra Claudia Pascual, o sea, por favor, ministra de la secretaría de la mujer operando en contra de los niños, eso lo encontré muy duro, que la ministra de la vocería de este gobierno también haya estado desplegada en esto”, sentenció.