El fotógrafo chileno Pablo Izquierdo se pasea por los gestos e intimidad de las bodas de la alta sociedad chilena con la exposición “R.S.V.P”, que se expone en la galería de arte La Sala de Santiago con 30 de sus obras que retratan la manera de proceder de las clases pudientes en estos eventos.

“Se trata de una recopilación de más de 10 años de fotografías de matrimonios. Trato de hacer estudios sociológicos a través de la fotografía documental social y ésta es una serie de 30 imágenes compuestas por 300 fotos que son puros detalles que retratan a esta sociedad”, explica el artista a Efe.

Pablo Izquierdo (Santiago de Chile, 1985) arrancó este proyecto “autobiográfico” -que rinde homenaje con sus iniciales al “Respondez S’il Vous Plait” con el que la sociedad parisina de la “Belle Epoque” recibía las invitaciones de boda- al ver en los matrimonios de sus hermanos y amigos la repetición de un patrón de movimientos y un mismo tipo de luminosidad.

“Siempre encontraba la misma luz y los mismos gestos pictóricos. Siempre eran los mismos colores y éste tono barroco, por decirlo de alguna manera. Se fue acumulando material y me llamó la atención esta especie de ‘realeza’ en la sociedad chilena”, relata.

Durante los casi once años en los que Izquierdo lleva embarcado en este proyecto, ha tomado miles de fotografías que le han permitido sacar sus propias conclusiones sobre los usos y costumbres de las clases altas de Santiago.

“Sentía que estas personas ocultaban más de lo que mostraban. Por eso empecé a buscar el mismo patrón en diferentes ciudades y en diferentes momentos. Intentan no parecer ostentosos, que no se note la ‘plata’. Me parece que hay mucho misterio. Se trata de una incertidumbre que me gustaría revelar”, comenta.

Según su autor, éste es precisamente el objetivo de las fotos: mostrar “la doble mirada” que existe tras los vestidos y decorados, siempre en colores sobrios excepto algún guiño a lo “kitsch” que representan las fotos de Izquierdo.

La obra, que se podrá ver hasta el 22 de julio, tomó impulso tras ser elegida para el portafolio de Photospaña, uno de los más prestigiosos a nivel internacional, aunque para obtener ese reconocimiento tuvo que modificar levemente su trabajo.

“Fue genial, porque presenté la serie y ahí me empezaron a tomar en cuenta. Me dijeron ‘oye, esta serie está buena, continúa trabajando por acá’. Pero también me dijeron que tenía que eliminar el humor, porque yo tenía muchas imágenes chistosas. Al final entendimos que era más entretenido subrayar el tema barroco de los matrimonios chilenos”, explica.

Izquierdo considera que uno de los factores del éxito de “R.S.V.P” en Photospaña tuvo que ver con el desconocimiento que existe sobre estos rituales de la alta sociedad chilena.

“Les llamó la atención que en Chile existiese una suerte de ‘realeza europea’. Se quedaron entusiasmados al saber que esto funciona así”.

Tras el triunfo de la obra el Photospaña, Izquierdo planea volver a la “fotografía documental de la calle”, aunque también tiene otra serie pensada a largo plazo.

“Tengo ganas de meterme en la serie que tengo de mujeres dentro de sus casas, en la que siempre estoy buscando la intimidad de las chilenas”, anuncia.