Ya se dijo. La DC ya no va más en la Nueva Mayoría, primero por correr con un abanderado presidencial y saltarse las primarias, y luego por el acuerdo parlamentario con el oficialismo que se acaba de trizar. Recién, sólo horas atrás.

En este escenario nuevo, y cuando restan menos de cuatro meses para las elecciones, en la falange ya buscan nuevos socios, acaso para no naufragar. En el horizonte aparecen los nombres de Ciudadanos, el partido de Andrés Velasco donde de hecho ha habido participación de algunos decé, como la exministra Mariana Aylwin; y el PRO, la tienda de Marco Enríquez-Ominami, quien desde hacer rato también aboga por acuerdos.

“Saludamos el interés de la DC por buscar acuerdos amplios, tal como lo venimos proponiendo hace meses. También el que parlamentarios PS lo hayan pedido en su último Comité Central. Estamos convencidos que solo la unidad puede derrotar a la ultra derecha empresarial que encarna Piñera”, comenta Camilo Lagos, presidente de la colectividad, cita emol.

Al respecto, afirma que “el PRO no cerrará puertas ni vetará a nadie. Chile nos exige responsabilidad, y estaremos a la altura de ese desafío”.

Desde Ciudadanos, un ex DC como es Sebastián Sichel, quien es miembro de la comisión política, saluda el guiño, pero aclara que ni a misa con el PRO.

“Nosotros felices de hacer un pacto de centroizquierda con la DC y otro mundo que quiera diferenciarse de Chile Vamos y la Nueva Mayoría”, pero “en ningún caso se buscará pactos instrumentales que incluyan fuerzas como el PRO, Izquierda Ciudadana y gente que está en otra posición política que nosotros (…) nosotros en ningún caso estaríamos en un pacto electoral con el PRO”.

Sobre esto último, aclara que más allá de las públicas diferencias que existen entre Andrés Velasco y ME-O, el hecho en cuestión es que tienen distintas visiones del país.