El senador por la región de Tarapacá, Jaime Orpis, quien renunció a su militancia en la UDI, será el primer político que deberá enfrentar un juicio oral luego de que estallaran los casos de financiamiento irregular de campañas; a saber, Penta, SQM y Corpesca.

A Orpis, implicado en la causa Corpesa, se le acusa de haber recibido 233 millones de la pesquera a cambio de la entrega de 77 boletas ideológicamente falsas y de los delitos de cohecho, fraude al fisco y delitos tributarios.

“Efectivamente, en reuniones normales con la defensa, el Ministerio Público nos comunicó su decisión de ir despejando la causa. Por lo tanto, a una serie de imputados les va a ofrecer suspensiones condicionales, a otros les va a proponer procedimientos abreviados y a otros, derechamente, la decisión es ir a juicio oral. En el caso específico de mi representado, el senador Orpis, efectivamente, vamos a ir a juicio oral, que estimamos se va a realizar el segundo semestre del próximo año”, dijo su abogado Sergio Rodríguez, cita La Tercera.

Orpis estuvo en prisión preventiva la primera mitad del año anterior y luego se le cambió por la medida cautelar de arresto domiciliario total. En mayo de este año, se le rebajó todo a arresto nocturno.

“Él se arrepiente y no tienen ningún problema en hacerse responsable. Jaime colaboró con la investigación y devolvió plata, pero eso no le valió de nada, porque igual estaría donde está aunque no hubiera reconocido. Y no veo a nadie más viviendo lo que él vive. Quiero ser súper clara: yo no quisiera que nadie pase por lo que Jaime está pasando, solo quisiera que esto se sincerara porque después de que Jaime entró la cárcel Chile no es un país más justo, sino más hipócrita”, afirmó la mujer de Orpis,  la periodista Ana Luisa Jouanne, en entrevista concedida a El Mercurio en julio de 2016.

“Había que meter a la cárcel a un político para hacer un check en esto. Todos sabemos que esa es la manera en que se financiaba la política, que la ley se intentó hacer para mejorar esto no dio el ancho. Y Jaime es una persona tan ingenua que dejó rastro en todas partes, porque no es un pillo, una persona que simplemente no tuvo la serenidad para ver que aquí había una manera distinta de hacer las cosas”, se descargó además Jouanne.