“¿Les vino bien a uruguayos y argentinos la derrota de Chile ante Paraguay?” se pregunta la prensa trasandina este viernes, tras la jornada en que todo quedó igual en Sudamérica a tres fechas de que concluyan las clasificatorias rumbo a Rusia 2018.

El partido en Montevideo, con todo lo que implica el choque entre los países del Río de Plata, prometía mucho más de lo que se vio. La brega partió 30 minutos después del inicio del pleito en Santiago, por lo que ya manejaban el antecedente de que la Roja caía 1-0 con autogol de Vidal.

Acaso con ese antecedente y con la posibilidad de enterarse mientras jugaban que Chile había sido vapuleado en casa por 3-0 es que los medios del otro lado de la cordillera levantan la tesis de que pudo haber un arreglo. O, si se prefiere, un pacto de no agresión. Esto porque el 0-0 ponía a Uruguay un punto por arriba de los de Juan Antonio Pizzi y a la Argentina en igualdad de condiciones.

“¿Un pacto para vivir? ¿Sacaron las patitas del acelerador con el resultado consumado en Santiago? Hasta hubo una jugada con 48 toques consecutivos sin patear al arco”, remarca Olé.

Este mismo medio sostiene que “¿no atacaron porque se cerraron más de la cuenta? ¿O el puntito servía? ¿El sorpresivo 0-3 de Chile ante Paraguay acabó por cambiar los planes? La parda entre uruguayos y argentinos dejó varios matices para el análisis. ¿Hubo pacto de no agresión? Posiblemente, no. Pero… El inconsciente juega. Y mucho…”

Clarín, por su parte, apunta que anoche hubo “Final con olor a pacto para que nadie saliera herido. Uruguay y Argentina no atacaron en los últimos 15 minutos”.

“Lionel Messi no volvió a aparecer en la pantalla de televisión en el último cuarto de hora del partido. ¿Había llegado el taxi? Guido Pizarro dio cinco pases seguidos hacia atrás cuando quedaban diez por ¿jugar? Pizarro a Federico Fazio a Nicolás Otamendi y vuelta a empezar… Los uruguayos no habían salido en todo el partido, ¿iban a salir a esa hora de la noche? Las primeras buenas noticias habían llegado desde San Cristóbal (empate 0 a 0 entre Venezuela y Colombia) y cuando iban 30 minutos del segundo tiempo en el Centenario, terminaba el partido en Santiago, con la goleada 3-0 de Paraguay a Chile. Listo”.

“El 0 a 0 les vino como anillo al dedo”, dice Pura Pasión.