Jaime Escudero (49) lleva toda su vida en Pirque, comuna que es parte del disputado distrito 12, donde pretente salir electo como diputado en las próximas elecciones de noviembre. Militante PPD y presidente metropolitano del partido, más conocido como Kiko Escudero, es agricultor y asiduo corralero. El candidato resalta que es un hombre de la zona que sabe bien de las problemáticas que enfrentan comunas como Puente Alto, La Florida o La Pintana.

Primero fue electo concejal de Pirque en 2000 por dos periodos, luego asumió como alcalde de Pirque entre 2004 y 2008, tras perder la reelección fue elegido consejero regional. También se desempeñó como subdiretor de turismo durante el gobierno de Ricardo Lagos.

Escudero deberá enfrentar pesos pesados de la Fuerza de la Mayoría, como Camila Vallejo (PC), Osvaldo Andrade (PS), por el Frente Amplio Miguel Cristi y Pamela Jiles. En la oposición competirá con Ximena Ossandón, hermana del excandidato presidencial, Olga González y el actual diputado RN que va a la reelección, Leopoldo Pérez.

“La gente valora harto que uno sea de acá de la zona, en Puente Alto me reconocen mucho, porque fui CORE de la comuna. La gente valora ver liderazgos locales. Yo me iba en metro todos los días cuando trabajaba en Santiago. Me ven siempre en la calle, en terreno, valoran que una persona simple y común, ande en terreno, en las ferias, haciendo campaña, dando la cara. Varias veces me he tenido que comer cosas que no son agradables”, dice Escudero por los cuestionamiento a la clase políticas.

-Estás en contra del turismo electoral tan típica de la clase política.
Nosotros como PPD, adoptamos una resolución en la Región Metropolitana que todos los candidatos tenían que residir en alguna comuna donde iban a competir. Creo que es el mínimo de respeto hacia la ciudadanía. Me parece pésimo el turismo electoral, yo he vivido toda mi vida en la zona. En el fondo, uno tiene que representar a su territorio. Yo no estoy en política para representar a Aysén si soy de Pirque. Yo quiero cambiar la zona sur, quiero que ojalá desde La Florida a La Pintana, la gente esté mejor, más conectada. Tengo pertenencia local y adoro esta zona.

¿Cuáles consideras que son las principales urgencias del distrito 12?
A mí lo que más me duele de este distrito es la desigualdad, acá se refleja muy bien este problema que es nacional. Acá hay lugares muy acomodados como Pirque, San José de Maipo o en sectores de La Florida, y otros tremendos guetos de pobreza en Puente Alto, La Pintana y también en La Florida. Eso es algo que tenemos que mejorar. No es solo desigualdad económica, es desigualdad cultural, de conectividad. La gente se demora una hora y media a Santiago en una lata de sardina, la combinación de Vicente Valdés está colapsado.

¿Qué propuestas tienes para el distrito?
-Con lo que he soñado es transformar el Río Maipo en pedaleable. Pero hay temas que no se pueden obviar, la gente está muy preocupada de la seguridad, me lo dicen todo el tiempo, como el microtráfico se apodera de los espacios públicos y dejan a las familias encerradas. Creo que es fundamental trabajar con la comunidad, implementar alarmas comunitarias, coordinación con los vecinos, estar comunicados con ellos a través de grupos de whatsapp, por ejemplo.

¿Y qué otros ejes piensas trabajar?
-Es fundamental el desarrollo económico de la zona, que sea igual para todos. En la medida que eso avance, las cosas empiezan a cambiar, habrá mejores oportunidades para los vecinos y las vecinas, mejor educación y mejor conectividad. Para eso una de nuestras apuestas importantes es potenciar el turismo. Acá nos une la Cordillera de Los Andes, hay que democratizar la montaña, todo el cordón montañoso desde La Florida a Pirque y el Río Maipo, si hacemos pedaleable el río desde San José de Maipo a La Pintana, es un potencial tremendo. Se abrirían muchas oportunidades de negocios, rutas turísticas, acá hay muchos emprendedores, se podrían potenciar a los microempresarios. Es una oportunidad potente para nuestro distrito. Hay que defender la identidad del barrio.