El expresidente Eduardo Frei, aseguró este viernes que Chile “ya no tiembla cuando Trump tuitea”, en referencia a que nuestro país ha diversificado mucho sus relaciones comerciales en las dos últimas décadas y a que el 50 por ciento ya son con Asia.

“En los últimos 20 años cambió mucho la situación. Gracias a nuestra relación con Asia, donde está más del 50 por ciento de nuestro comercio exterior, somos independientes. Ya no tiritamos cuando Trump tuitea”, apuntó Frei en una entrevista con Efe en Tokio.

El enviado especial para Asia-Pacífico encabeza una delegación chilena de autoridades y empresarios que visita Japón desde el pasado domingo para conmemorar los 120 años de relaciones entre los dos países, que Frei calificó de “antiguas, productivas y diversificadas”.

Frei recordó que Japón es en estos momentos el cuarto socio comercial de Chile (detrás de China, Estados Unidos y la Unión Europea) y el principal inversor asiático.

“A raíz de 1994, cuando entramos en el APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) la situación cambia radicalmente, es cuando empezamos a firmar los tratados de libre comercio con países asiáticos y a jugar en ligas mayores”, apuntó Frei.

El exmandatario calificó como un “claro acierto” esta estrategia de “volcarse al Pacífico” en ese momento en el que más del 60 por ciento del comercio exterior dependía de EEUU y la Unión Europea, y en el que Asia solo representaba un 10 por ciento.

“En momentos tan convulsos como los que estamos pasando, con las políticas proteccionistas de Trump, la cancelación del NAFTA o el Brexit, nuestra diversificación y fuerte presencia en Asia nos ayuda”, aseguró.

Precisamente, la retirada de Estados Unidos del Tratado Transpacífico de Libre Comercio (TPP) poco después de la llegada al poder del presidente Donald Trump, ha sido uno de los asuntos que la delegación chilena ha tratado con las autoridades niponas.

Ambos países defienden la continuidad de un pacto que firmaron en 2016 entre un total de 12 estados, entre los que también se encontraban Perú, Australia, Canadá o Malasia, y que quedó en el aire tras la repentina salida de EEUU.

“Es de tremenda importancia seguir adelante porque nos abre los mercados en medio de una corriente de proteccionismo y porque es un tratado de última generación”, aseguró Frei.

En este sentido recordó que el TPP se ocupa de los “temas candentes” del comercio internacional que no recogían tratados anteriores como el comercio electrónico, las patentes industriales, el cambio climático o las políticas de género.

Frei subrayó la voluntad compartida por Tokio y Santiago de buscar un “pronunciamiento claro” de los países restantes del pacto y sacar adelante el acuerdo sin EEUU, durante la cumbre de líderes económicos del APEC que se celebrará en Vietnam entre el 8 y el 10 de noviembre.

Durante su estancia en Japón, que se alarga hasta mañana sábado, la delegación chilena ha buscado además de intensificar los lazos comerciales, impulsar las relaciones en materia de desastres y firmar acuerdos como el de las visas “Work Holiday”, que permitirá a los jóvenes chilenos trabajar y estudiar en Japón durante sus vacaciones.

A nivel político, Chile ha querido mostrar su apoyo al Gobierno nipón ante las continuas provocaciones armamentísticas de su vecina Corea del Norte.

“La política que está siguiendo el régimen de Kim Jong-un es suicida y puede llevar al mundo a un desastre nuclear de consecuencias difíciles de clasificar. Por eso siempre hemos apoyado todas las propuestas en la ONU de Japón y Corea del Sur para aumentar la presión”, explicó Frei, que pidió además la colaboración de aquellas potencias -sin querer nombrar ninguna- que estén dando oxígeno a Pyongyang con el suministro de recursos y tecnología.

En cuanto a la postura de EEUU, el expresidente aseguró que “el problema, como en casi todo, es saber cuál es. Un día Trump dice que va a arrasar Corea del Norte y el siguiente su secretario de Estado asegura que busca dialogar”.