Un respiro en una cuestionada temporada en el Manchester City tuvo este martes Claudio Bravo, portero que atajó dos penales en la definición ante el Wolverhampton, pasando a la quinta ronda de la Carabao Cup.

Los Citizens empataron a cero en el tiempo regular y en el tiempo extra, pasando a la etapa de penales, donde el meta de la Roja atajó dos tiros, quedando 4-1 arriba en el marcador.

El técnico Pep Guardiola felicitó al portero señalando que “nos dio la oportunidad de avanzar, estoy muy feliz por él, la forma en la que entrena, tuvo un buen desempeño. La última temporada no le ha sido fácil, pero es un portero de alto nivel, se merece este desempeño”.